miércoles, 12 diciembre 2018
17:29
, última actualización
Cultura

"Antes había más cosas que ver y escuchar. Hoy es difícil encontrarlas"

Aurora Vargas participa hoy en Los Jueves Flamencos.

el 12 feb 2015 / 13:00 h.

  La cantaora sevillana Aurora Vargas, en Cajasol. / José Luis Montero La cantaora sevillana Aurora Vargas, en Cajasol. / José Luis Montero El ciclo Los Jueves Flamencos acogerá esta noche (21.00 horas) en la sede de Cajasol de la plaza de San Francisco un recital de la cantaora sevillana Aurora Vargas, quien en un encuentro con la prensa celebrado ayer aseguró que ante un concierto solo piensa «en que me respondan mis fuerzas» y en brindar al público lo mejor de su arte. La artista nacida en el barrio de la Macarena, que acudirá a esta cita acompañada porDiego Amaya a la guitarra y Chicharito y Rafael Junquera al compás, adelantó que interpretará «mis cosas, alegrías, seguiriyas, tangos, bulerías, y ya veremos poco a poco, según me vaya sintiendo», dijo. «Me da igual por dónde empezar y por dónde acabar, por lo más alegre o por lo más serio. Será como me coja». Sí se considera Vargas «seria en mi trabajo, aunque me gusta poner siempre mi puntito de age, que es lo que caracteriza a esta tierra nuestra», señaló. Por otro lado, sobre el momento actual que vive el flamenco, Vargas dijo vivirlo «con paciencia, esperando, analizando. Una es mayor y entiende que en el flamenco ha habido muchos cambios. Ya no son los tiempos de la Paquera, de Fernanda y Bernarda... De esos cocos, pocos. Ya no quedan. Pero también hay jóvenes que vienen empujando». De las nuevas generaciones de cantaores, Aurora Vargas se muestra interesada por La Yiya –«me ha llegado mucho lo que hace», afirma–, y entre los varones por Antonio Reyes y Jesús Méndez. no obstante, no se resiste a mostrarse crítica con algunas inercias que afectan al panorama jondo actual. «Falta alma y falta verdad», sentencia. «Y también improvisación. Todo está demasiado medido hoy, y yo soy partidario de dejar salir el duende porque uno lo lleve dentro». A la artista le molesta también lo que define como un fallo de comunicación entre los veteranos y las nuevas generaciones flamencas. «Los nuevos no preguntan, pero sin embargo están todo el rato con la palabra maestro en la boca. Yo lo del maestro solo lo he vivido en el colegio, no sé lo que significa», ironiza la cantaora. Asimismo, Aurora Vargas lamenta con cierta nostalgia que «antes había más cosas que ver y que escuchar. Hoy es difícil encontrarlas», asevera. «Si te fijas, antes los artistas se quedaban para escuchar a los compañeros hasta el final. Hoy sale todo el mundo huyendo en cuanto termina su concierto. Y el resto del tiempo están encerrados en el camerino». Interrogada a propósito de la posibilidad de grabar nuevo material –su último álbum editado, Tangos fandangos bulerías, data de 2004–, la artista dijo llevar «muchos años pensándolo, pero tampoco ha habido nadie que me haya dicho ¡vamos!», explicó. Ahora le han ofrecido participar en un proyecto de homenaje a Frank Sinatra por el centenario del cantante, y la idea no la desagrada en absoluto. «A mí me gustan muchas cosas que no son flamencas, desde el propio Frank Sinatra, que me encanta, a Barbra Streisand, pasando por gente como Matt Monro o Sergio Dalma. Bueno, y hace poco estuve también con Ainhoa Arteta y me volví loca con su forma de cantar», apostilla Vargas, quien incluso llegó a bailarle a la soprano.

  • 1