Deportes

Antiviolencia exculpa al Betis de la agresión a Armando

La Comisión Antiviolencia puso algo de sentido común en un día triste para el Real Betis. El organismo decidió no multar al club bético por la agresión sufrida por Armando, portero del Athletic Club. La fuerza sancionadora ha caído de forma íntegra en el agresor del portero. Foto: José Manuel Cabello.

el 15 sep 2009 / 02:21 h.

La Comisión Antiviolencia puso algo de sentido común en un día especialmente triste para el Real Betis. El organismo decidió no multar al club bético por la agresión sufrida por Armando, portero del Athletic Club.

La fuerza sancionadora de este organismo ha caído de forma íntegra en Carmelo Peña, el agresor del portero Armando, que le ha causado un auténtico lío al Real Betis por su gamberrada el día del Athletic Club. Eso sí, este señor tendrá que asumir una fuerte multa por parte de Antiviolencia. La comisión ha multado con 10.000 euros al agresor, al mismo tiempo que le impone una prohibición de acceso a todo recinto deportivo durante dos años.

Antiviolencia, que hace un año sí impuso al Betis 20.000 euros de multa tras el botellazo recibido por el entrenador del Sevilla, Juande Ramos, en el partido de la Copa del Rey, ha dejado impune al equipo andaluz por los hechos ocurridos en el encuentro de Liga frente al Athletic, que fue suspendido en el minuto 69 tras el botellazo recibido por el meta bilbaíno Armando.

Por contra, la Comisión ha acordado proponer sendas multas de 5.500 y 5.500 euros al conjunto bético por incidentes ocurridos con anterioridad en su estadio, en concreto por deficiencias en las medidas de control de acceso, permanencia y desalojo de espectadores en el partido de liga contra el Real Madrid, jugado el pasado 16 de febrero dentro de la vigésimo cuarta jornada.

En dicho encuentro, varios aficionados saltaron al terreno de juego mientras los jugadores permanecían todavía en el mismo y el club no evitó que se introdujera en el recinto una bengala que fue posteriormente encendida. La Comisión recuerda que el Betis fue propuesto para sanción cuatro veces por invasión de campo o incidentes similares y tres veces por la introducción de bengalas.

Sin alto riesgo. Otra de las decisiones tomadas por la Comisión en el día de ayer fue no designar el Betis-Barcelona como partido de alto riesgo, algo que ahora debe cambiar, puesto que el encuentro podría jugarse (en principio es así) en Madrid. Eso supondría un desplazamiento masivo de la afición del Real Betis a la capital de España, a lo que podría unirse el desplazamiento de aficionados del Sevilla, puesto que el eterno rival verdiblanco disputa su encuentro de Liga también en Madrid, aunque el domingo y a partir de las nueve de la noche. Cabe destacar también que el pasado fin de semana ocurrieron unos hechos lamentables entre algunos salvajes del Atlético y del Sevilla, que podrían verse ahora las caras en un Madrid lleno de béticos. Y eso sin contar que se pueden desplazar aficionados catalanes, que no se llevan precisamente bien con los de la capital de España.

  • 1