miércoles, 12 diciembre 2018
13:02
, última actualización
Economía

Antonio de Mora asume todo el poder ejecutivo en Asemesa

La nueva Presidencia, de la que sale Rodríguez Bordallo, será sólo representativa tras renovarse la estructura interna.

el 19 ene 2015 / 10:00 h.

TAGS:

Antonio de Mora, el hasta ahora director gerente de Asemesa, la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa, acaba de asumir todos los poderes ejecutivos de la misma, en el marco de una profunda revisión de su estructura y funcionamiento internos que, entre otras cosas, conferirá un mero carácter representativo a la Presidencia. Coincide, además, con la salida del presidente actual, José Manuel Rodríguez Bordallo, histórico directivo del grupo Agro Sevilla, líder mundial de esta industria, y la convocatoria de elecciones, que se celebrarán el 29 de este mes de enero. Antonio de Mora lleva 22 años al mando de la organización nacional de industriales Asemesa, cuya se de radica en Sevilla. / ASEMESA Antonio de Mora lleva 22 años al mando de la organización nacional de industriales Asemesa, cuya sede radica en Sevilla. / ASEMESA En concreto, De Mora asume un cargo de nueva creación, la Secretaría General, «que está dotado de mayor poder ejecutivo que la tradicional gerencia que ha desempeñado hasta ahora», comentan en Asemesa, organización de carácter nacional que aglutina a la inmensa mayoría de los envasadores de aceituna de mesa, y cuya sede se ubica en Sevilla. Desde la primavera de 2014 se está orquestando un cambio –incluso en los propios estatutos y hasta en la denominación de Asemesa, que incluirá también la palabra Española– que trata de adecuar la toma de decisiones conforme a la rapidez que exigen los mercados y buscar también el beneficio comercial e institucional de la marca España. «Y el objetivo es conseguir una asociación más ágil y eficiente tanto en la representación y defensa de los intereses de la industria como en los servicios que se prestan a las empresas asociadas, y para ello se ha decidido concentrar todos los poderes ejecutivos en el secretario general». Es decir, que quien en breve sustituya a Rodríguez Bordallo será la voz de Asemesa, sí, pero será un cargo más honorífico y representativo que otra cosa. Decisiones más rápidas, sin aguardar a que se reúnan todos con el presidente a la cabeza –en la cúpula de la organización están altos directivos de las mayores empresas aceituneras–, porque así lo exige un mercado globalizado para una industria eminentemente exportadora y que está cediendo cuota de mercado internacional, sobre todo en Estados Unidos, un país clave para el sector. De hecho, Asemesa está inmersa en una permanente búsqueda de nuevos mercados. Tanto en los socios de la Unión Europea como en Rusia y países del Este, el consumo per cápita es aún muy bajo, por lo que sigue existiendo un gran potencial de crecimiento. Por ello, justo estas zonas son objeto de las campañas promocionales que el sector realiza, concretamente en Francia, el Reino Unido, Rusia, Polonia y la propia España, sin olvidar el refuerzo para reconquistar EE.UU. En esta estrategia, la intención es potenciar la marca Aceitunas de España, de ahí también la inclusión del término Española en la denominación. Las ventas españolas al extranjero ascendieron a 311.212 toneladas en 2013, con un valor global de 624,68 millones de euros. Sevilla es la principal productora del mundo y aquí radican las mayores firmas. La salida de Rodríguez Bordallo, que también dejó la dirección general de Agro Sevilla, se produce tras algo más de dos años en la Presidencia de Asemesa y por razones estrictamente personales: «Para poder atender mejor a mi familia y mis asuntos personales y dejar paso a personas más jóvenes con nuevas ideas e iniciativas». Antonio de Mora, por su parte, goza de la plena confianza de las empresas asociadas. No en vano, suma ya 22 años al mando de la organización.

  • 1