Cultura

Antonio El Pipa: "A mí sólo me gusta el flamenco"

el 30 sep 2010 / 21:00 h.

Antonio El Pipa, dispuesto a dar una muestra de la pureza del arte de su tierra.
-->--> -->

El bailaor y coreógrafo jerezano Antonio El Pipa, que hoy pondrá en escena su espectáculo Puertas adentro en el sevillano Teatro Lope de Vega, dentro de la Bienal de Flamenco, se presentó ayer ante la prensa con toda una declaración: "Hay a quien le gusta todo lo que se hace, y a quien le gusta sólo el flamenco, y ése es mi caso". El único hilo argumental de Puertas adentro, espectáculo que ya ha girado por numerosos escenarios pero que la dirección de la Bienal le ha reclamado para su programación, es el flamenco, según explicó el bailaor y coreógrafo en conferencia de prensa al advertir: "Soy bailaor y gitano, de Jerez de la Frontera".

"El espectáculo nace de una catarsis personal, por la partida de mi madre y el nacimiento de mi hijo, de esa situación de no saber si se es una persona feliz, si se está triste o contento", explicó el artista sobre la coincidencia de ambos hechos. En esos momentos de gran intensidad sentimental encontró el poema de Miguel Hernández que dice "Llegó con tres heridas: / La del amor / La de la muerte / La de la vida", que le hizo ponerse a trabajar en las tres coreografías que componen este espectáculo.

En la primera de ellas, La muerte, bailará una petenera, un palo que no bailan los gitanos pero que el bailaor ha afrontado sin supersticiones "porque es el palo que más dice de la muerte". En esa primera parte, pese a tratarse de "un cortejo" y de una "despedida" se bailarán también unas bulerías, ya que el bailaor recordó que su madre, que no era bailaora profesional, las bailaba "como sólo lo hacen las gitanas viejas de Jerez".

La segunda parte, La vida, abrirá con una nana compuesta por el cantante David de María que, en palabras del bailaor, representa "la esperanza del nacimiento", momento en el que actuará la bailaora Macarena Ramírez, de dieciséis años y que encarnó la película sobre Lola Flores haciendo el papel de la artista cuando era niña.

El Pipa pidió que se preste atención a Macarena Ramírez, de la que vaticinó que en breve "será figura", mientras que de su intervención en esta parte ha señalado que tendrá el "atrevimiento" de bailar unos tangos, ya que considera Triana como el lugar del mundo donde mejor se baila este palo flamenco.

La tercera parte, El amor, que tratará de expresar la felicidad, concluirá por cabales y contará con el cante de Cancanilla de Marbella, al que El Pipa dará la réplica por soleás. El espectáculo contará también con la actuación del joven bailaor de doce años Christian de los Reyes, quien interpretará el rol del niño que ha nacido y el del propio Antonio El Pipa cuando aún estaba en brazos de su madre.

En el cante estará también la tía del bailaor, la veterana Juana la del Pipa, que ya ha intervenido en otro espectáculo de la Bienal y a la que el bailaor considera "la voz del flamenco" actual, mientras que la dramaturgia y la escenografía es de Gaspar Campuzano y del propio El Pipa, que ha intervenido hasta en el diseño del vestuario.

  • 1