Local

Antonio Jiménez gana el certamen de diseñadores noveles de Simof

Su colección "La Rosa de los vientos" ha resultado la elegida entre los diez participantes del certamen. La también sevillana Esperanza Gómez con "Desde mis adentros" ha conseguido el accésit.

el 01 feb 2011 / 13:01 h.

TAGS:

El sevillano Antonio Jiménez ha ganado el certamen de diseñadores noveles de Simof con su colección "La Rosa de los Vientos". Jiménez que ya el año pasado quedó finalista del Certamen de Noveles, ha presentado una nueva y sorprendente propuesta inspirada en el mundo marinero. Las formas se han caracterizado por los grandes volúmenes en los faldones canasteros, repitiendo en toda la colección la figura del clavel invertido. Los elementos camiseros, como cuellos, puños y botonaduras, adquieren relevancia, recordando a los uniformes de la marina. El joven diseñador ha querido resaltar escotes y talles con cordones que rematan nudos marineros, y emplea cintas a modo de grecas marineras.

El blanco, el añil y el rojo han provocado un impresionante juego tonal al que contribuían originales complementos, como pulseras de cuerda rústica, brazaletes y grandes pendientes de color dorado envejecido. Los gorros marineros, junto a la flor tradicional, centraban el estilismo en esta colección marinera.

Por su parte, Esperanza Gómez ha resultado vencedora del accésit con la colección "Desde mis adentros", una propuesta inspirada en las vivencias de la joven diseñadora en las ferias y romerías de Andalucía, aportando un toque marinero a la colección. Esperanza Gómez ha apostado por las formas variadas y muy estrechas, los cuerpos cortados debajo de la cadera, de nesgas, y cortes canasteros.

En cuanto a los colores, los protagonistas han sido el azul marino y el blanco. Para los complementos, flores de gran tamaño en color rojo y aros dorados muy grandes.

David Álvarez y Purificación Ramos con 'Pasión y pureza'; Alicia Cáceres con ‘Garbo morisco'; María Astolfi con ‘Entre bolillos'; Rocío Trigueros con ‘Esencia'; Francisco Lomora con ‘Gitanas en flor'; Rosabel Nacarino con ‘Flamenco bohemia'; Rafnuro con ‘Flamenco deluxe' yÁngeles Fernández con ‘Esencia marinera' han sido el resto de diseñadores que han participado en el certamen.

ESSENCIA. Essencia, o lo que es lo mismo, David Álvarez Castillero y Purificación Ramos, fueron los encargados de abrir el Certamen de Diseñadores Noveles, con el que dio comienzo la Pasarela Internacional de Moda Flamenca (SIMOF). Su colección "Pasión y pureza" ha reflejado el estilo de estos jóvenes diseñadores, mezclado con una evolución colorista que va desde el rojo pasión al blanco más puro, todo ello aplicado a la moda actual. Los diseños están realizados básicamente en formas muy estrechas, talles bajos y faldas con mucho volumen y volantes de capa, con una amplia variedad en tipos de escotes y mangas.

El rojo, el blanco roto y el beige conviven con complementos de peinas y pendientes en dorado, broches, flores en rojo y blanco roto, abanicos y mantones de malla de crochet con flecada de seda, todos elaborados artesanalmente por los jóvenes diseñadores.

ALICIA CÁCERES. "Garbo Morisco" es una colección donde la mujer atesora el protagonismo. Inspirada en las culturas que han dejado su huella en Andalucía, esta propuesta mezcla sobre el lienzo clásico de la moda flamenca toques andalusíes y moriscos. Los trajes presentan formas muy estilizadas que resaltan la silueta femenina, hermosos volantes, con mucho movimiento, fruncidos y de capa, rematados con madroños, plisados, encajes y pasamanerías, y mangas ajustadas con originales volantes.

Los cortes en los cuerpos son los protagonistas y dan paso a talles muy bajos que estilizan la figura y se combinan con escotes grandes y variados que aportan un toque sensual a la colección. También se incorporan adornos florales, que conviven con los colores blanco y negro y rosa fucsia. Los complementos, grandes y vistosos, se muestran con grandes dosis de fantasía. 

MARÍA ASTOLFI. La colección "Entre bolillos" está inspirada en los trajes de flamenca de modelo canastero que fueron popularizados en los años cuarenta. Así, Astolfi ha propuesto, por un lado, trajes canasteros y, por otro, vestidos con volantes tradicionales. Los tonos rojo, rosa fucsia, amarillo, celeste y negro, combinaban su luminosidad con originales complementos elaborados artesanalmente y que iban desde los pendientes de encaje de bolillo a las flores blancas y beiges. 

ROCÍO TRIGUEROS.  Su colección "Esencia" ha estado inspirada en la primavera de Sevilla y Andalucía, en el color de sus calles, sus plazas, los patios y sus Fiestas de Primavera. Los trajes, clásicos a la vez que innovadores, son enterizos con mucho vuelo, mostrando también camisas y bata de cola. Los volantes son de capa voluminosos, de capote y también canasteros. Todos los trajes y faldas cuentan con enaguas para darles más volumen y enriquecer el traje. Los escotes son variados y grandes, las camisas están realizadas con tirillas o escote de barco, y las mangas son largas y al codo, estrechas y también voluminosas. Al filo de los volantes, recurre a cintas al bies y de cordón, pequeños volantes fruncidos y plisados y trencillas, también encajes de bolillos.

La joven ha querido impregnar su propuesta de gran colorido, flores y lunares. Así, ha recurrido a los estampados en tonos verdes, malvas y amarillos, estampados en verdes con margaritas y de paisajes en los mismos tonos, fondos verdes con lunar en malva y también en amarillo. También ha apostado por los colores lisos en verdes malva y amarillo.

Para los complementos, flores silvestres secas y hechas a mano con tela, peinas grandes de nácar y cristal, pendientes igualmente grandes de nácar y cristal, y también algunos collares y pulseras realizados en el mismo material, todos en colores acordes con los trajes.

FRANCISCO LOMORA. Inspirada en la primavera, "Gitanas en flor" representa de forma sintética del estallido de color de esta estación. La colección, de cortes asimétricos y generosos tanto en los escotes delanteros como en las espaldas, presenta generosos volúmenes que se pueden observar en las mangas y en las representaciones de flores, con especial atención al efecto voluminoso de volantes y aplicaciones.

Colores como el amarillo de los girasoles se combina con el rosa de las amapolas o el azul de las azucenas, creando un juego de tonos en honor al título de la colección, Gitanas en flor. Por último, los complementos han sido diseñados exclusivamente por el propio joven jienense para el desfile, apostando por la silueta de la cabeza de una flamenca con su perfil y una gran flor.

ROSABEL NACARINO. "Flamenco bohemia" es una colección alegre y divertida pero a la vez elegante y muy femenina, que hace un guiño al movimiento romántico y bohemio de los años 70. Creada para una mujer con fuerte personalidad y atrevida, la joven cordobesa apuesta por el contraste de formas y volúmenes, cuerpos ceñidos que acentúan las curvas gracias al volumen de los volantes abullonados, y vestidos muy cómodos cortos y semicortos.

Predominan los tonos rosa fucsia, verde pistacho, naranja y azul, que dan paso a colores más serenos como el beige y el marrón chocolate. Rosabel Nacarino ha rematado su propuesta con grandes rosas de tela para el pelo y el calzado, brazaletes anchos dorados y en colores.

RAFNURO. Su propuesta "Flamenco deluxe" es una colección en la que ha querido representar a la mujer de la alta sociedad de 1950, su feminidad, elegancia, estilo, glamour y lujo. Es una fusión entre los vestidos de fiesta y los de flamenca, una propuesta de diseños pegados al cuerpo como siluetas reloj de arena y con corte de sirena, que marcan la cintura al máximo y acentúa la cadera de una forma muy elegante. Con una textura lisa y deslizante, Rafnuro ha apostado por una paleta cromática donde predominan los tonos azul noche, rojo fuego, morado nazareno y negro brillo. Para los complementos, ha recurrido a la peineta de metacrilato forrada de encaje de mantilla negro y gran flor de gasa cristal

ÁNGELES FERNÁNDEZ. "Esencia marinera" está inspirada en su pueblo natal, Conil, un homenaje al vestido típico de este pueblo marinero. De ahí que los colores empleados por Ángeles Fernández sean el blanco, el azul y el rojo, tonos que recuerdan a los barcos marineros que se alzan a la mar.

Con los escotes, ha intentado reflejar varios estilos: escote barco, redondo y de pico. En cuanto a los largos de trajes, la joven creadora también ha recurrido a la variedad de cortes, optando por el largo habitual, a media pierna y corto hasta la rodilla. Al igual que la colección, los complementos están inspirados en el mar, de ahí que algunos tengan forma de caracolas, anclas o estrellas de mar.

  • 1