Local

"Antonio no es un monstruo"

La defensa del joven acusado de matar y descuartizar a la norteamericana Laura Cerna asegura que es "inocente" y que fue ella la que se autolesionó, tras lo que decidió deshacerse del cuerpo  de una forma "atroz".

el 12 abr 2012 / 15:59 h.

TAGS:

"Antonio no es un monstruo, ni un asesino". Estas fueron las palabras del abogado defensor de Antonio Gordillo, el acusado de matar y descuartizar a la mujer norteamericana Laura Cerna, cuyo juicio comenzó hoy con la constitución del jurado que lo juzgará y las alegaciones de las partes.

La defensa de Gordillo, cuya declaración está prevista para mañana, negó que él acabara con la vida de Laura, sino que mantuvo que fue ella la que se asestó tres puñaladas tras negarse él a mantener relaciones sexuales. "Antonio sabe que ha hecho algo atroz", dijo en referencia a que el joven descuartizara el cuerpo para poder deshacerse de él, único aspecto que el procesado reconoce haber cometido y que hizo, según su defensa, por temor en lugar de llamar a la Policía.

"El resultado de todo aquel cúmulo de circunstancias sobrevenidas que tienen este resultado final, terrible, no convierte a Antonio en un monstruo, en un asesino", dijo el letrado en su alegato. Y es que, según su versión, "lo ocurrido es difícil de explicar y más aún de entender porque en aquel momento nadie estaba en sus cabales, no busquemos la lógica en una situación anormal", aseguró.

De hecho, para sostener su teoría de que Laura encolerizó ante la negativa de Antonio el abogado aportó ayer un documento en el que reclama que se cite a declarar a varios testigos que meses antes presenciaron una discusión con ella, para lo que incluso ha solicitado la suspensión de la vista. Las acusaciones, en cambio, se han opuesto por "lo extemporánea" de la prueba y porque "se trata de unos hechos que nada aportan a los que se están enjuiciando". El magistrado presidente resolverá mañana si acepta la prueba o no.

Las acusaciones sostuvieron la versión contraria, que fue Antonio el que le propinó varios golpes y puñaladas a Laura Cerna cuando ésta no quiso mantener relaciones sexuales. Así, la Fiscalía pide 25 años de prisión por asesinato y la familia de la víctima 30 años y medio por asesinato y agresión sexual.

Los padres de Laura y su hijo acudieron a la vista, aunque el joven no pudo entrar porque es testigo. La madre de la víctima, Sandra Cerna, portaba un par de fotografías de su hija y se mostró muy indignada por las insinuaciones de la defensa. Ella y su marido estuvieron siguiendo la vista en primera fila, acompañadas por dos representantes del consulado de EE.UU.

  • 1