jueves, 13 diciembre 2018
15:25
, última actualización
Local

Antonio Tirado asume la presidencia en funciones de Bancaja

Tras la dimisión de José Luis Olivas al frente de la caja

el 22 may 2012 / 06:37 h.

TAGS:

El hasta ahora vicepresidente primero de Bancaja, Antonio Tirado, ha asumido este lunes la presidencia en funciones de la entidad tras la dimisión de José Luis Olivas al frente de la caja, que ha sido aceptada por el consejo de administración en la reunión celebrada esta tarde en Valencia.

En la sesión, que se ha prolongado durante cerca de cuatro horas, Olivas ha trasladado al consejo su intención de dejar el cargo y, a efectos de cubrir la vacante, se han formulado dos propuestas, pero ninguna de ellas ha sido aceptada por los candidatos, según han informado fuentes de la entidad.

De ese modo, Tirado ha asumido la presidencia en funciones de Bancaja, conforme a lo previsto en los estatutos de la entidad financiera. Según las mismas fuentes, este relevo provisional se extiende también a la presidencia de la Fundación Bancaja.

Antonio Tirado ha ostentado la vicepresidencia primera de Bancaja desde marzo de 1998. Tirado fue presidente de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Castellón hasta la fusión de ésta con la Caja de Ahorros de Valencia y, entre 1991 y 1993, copresidió la entidad resultante, Bancaja, para después asumir la presidencia de la caja entre febrero de 1997 y marzo de 1998.

Su acceso al cargo, aunque de manera provisional, ha sido acordado por los consejeros en torno a hora y media después de que Olivas abandonase la sede de Bancaja, ya como expresidente, en un coche con cristales tintados que ha salido del parking a toda velocidad poco después de las 21.30 horas, e incluso ha llegado a saltarse varios semáforos en rojo, para intentar eludir a la multitud de medios de comunicación que aguardaban el desenlace de la sesión.

Tanto Tirado como el resto de consejeros han abandonado la sede de la entidad cerca de las 23.00 horas, tanto a pie como en sus vehículos e incluso en un taxi que ha recogido al nuevo presidente en el interior del parking y también se ha marchado a gran velocidad. Todos han rechazado hacer declaraciones a su salida.

DEFENDER LOS INTERESES DE BANCAJA "HASTA EL ÚLTIMO DÍA"

En su intervención ante el consejo, Olivas ha querido "dejar claro" que su objetivo siempre ha sido defender los intereses de Bancaja y su grupo y que así lo ha hecho "hasta el último día". "A pesar de la incomprensión que han generado algunas de las decisiones en los últimos años", ha agregado.

Olivas ha subrayado que, como "presidente no ejecutivo" de la entidad, ha estado más de ocho años con el objetivo de "servir a la misma con la mayor lealtad, dedicación y desinterés personal, pensando siempre que al hacerlo estaba también, de alguna forma, sirviendo a los intereses de la Comunidad Valenciana". Asimismo, ha querido "pedir disculpas por todos los errores que haya podido cometer".

Se ha mostrado "consciente" de que, en ese tiempo, han ocurrido "cosas difíciles de explicar y de entender en este momento" y ha señalado que no hay que olvidar que se ha pasado de una larga época de gran crecimiento económico a "la crisis económica más grave probablemente desde los años cuarenta", que ha llevado al "mayor proceso de reordenación del sistema financiero de nuestra historia, especialmente en el sector de las cajas de ahorros".

En este sentido, ha destacado que Bancaja "no ha quedado al margen de todo este proceso sectorial" y que, de hecho, "salvo dos pequeñas entidades, ninguna de las cajas de ahorros de las casi 50 que hace tres años constituíamos la CECA -ha dicho-- se ha mantenido al margen, desapareciendo la mayoría de ellas y transformándose en bancos todas las demás".

SE LE "INVITÓ" A PARTICIPAR EN EL SIP CON CAJA MADRID

Olivas ha apuntado que a Bancaja se le "invitó" a participar en el SIP con Caja Madrid y ha remarcado que, para ese proceso, se contrató a la firma Deloitte, que auditaba a Bancaja y a Caja Madrid desde hacía varios años, y se utilizó "toda la información disponible, incluyendo las auditorías y las inspecciones del Banco de España, incluso las que estaban abiertas en ese momento y que se cerraron durante el proceso", para después llevar a cabo el proceso de revisión 'due dilligence' y encargar a Analistas Financieros Internacionales (AFI) que determinara las cuotas de participación de la caja.

En enero de 2004, Olivas fue nombrado presidente de Bancaja y de Banco de Valencia, y cerca de siete años después, el 3 de diciembre de 2010, pasó a ser vicepresidente ejecutivo de Bankia y primer ejecutivo de la cartera de participadas, tras el SIP en que se integraron Bancaja y Caja Madrid junto con otras cinco cajas de menor tamaño.

El 28 de octubre de 2011 abandonó la presidencia de Banco de Valencia, tres semanas antes de que fuera intervenido por el Banco de España y ese mismo día, 21 de noviembre, presentó su dimisión como vicepresidente de BFA, como vicepresidente único para Participadas de Bankia y como consejero de ambas.

Su dimisión como presidente de Bancaja ha llegado medio año después, este lunes 21 de mayo, dos semanas después de la dimisión de Rodrigo Rato y de la solicitud de su sucesor, José Ignacio Goirigolzarri, de que el Estado entrase en el capital de BFA, lo que supuso la nacionalización de su filial cotizada Bankia, y conllevó varias jornadas de caída en Bolsa.

José Luis Olivas nació en Motilla del Palancar el 13 de octubre de 1952, está casado y tiene dos hijas. Licenciado en Derecho, participó en la Fundación de la Unión de Centro Democrático (UCD), donde llegó a ocupar varios cargos directivos, como la Secretaría de Organización de UCD-Valencia, y fue vocal del Consejo Político Nacional.

MARCADO PERFIL POLÍTICO

Olivas estuvo al frente de la Conselleria de Economía, Hacienda y Administración Pública de la Generalitat valenciana de 1995 a 1999, año en que fue nombrado vicepresidente primero del Consell.

Tres años más tarde, en marzo de 2002, ocupó el cargo de presidente de la Generalitat hasta las elecciones de mayo de 2003, a raíz de la renuncia de Eduardo Zaplana para pasar a ocupar el cargo de ministro de Trabajo.

En el PP, ha desempeñado el cargo de secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, al que renunció en favor de Francisco Camps. También fue vocal de la Junta Directiva Nacional.

Por otro lado, ha sido vicepresidente de Enagás, vocal del consejo de administración de Iberdrola y presidente de su consejo consultivo en la Comunitat, así como presidente de la Federación Valenciana de Cajas de Ahorros, vocal del consejo de Acción Empresarial de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y vocal del consejo de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), de la que fue vicepresidente hasta febrero de 2010.

Olivas también ha presidido los consejos del Instituto Valenciano de Finanzas, del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, del Instituto Valenciano de Estadística, de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, de Proyecto Cultural de Castellón, de Encovagás, y ha sido vocal de Metrovacesa y de Abertis Infraestructuras..

  • 1