Local

Anulada durante la Semana Santa la policía dedicada al maltrato

Los grupos Diana y Giralda, especializados en violencia de género y en turismo y comercio, se ocuparán del tráfico y las cofradías.

el 31 mar 2012 / 11:53 h.

TAGS:

Patrulla extra de la Policía Local.

La Policiá Local verá desmantelados durante la Semana Santa los grupos especializados en violencia de género y control de las zonas turísticas y comerciales del Centro. Todos los efectivos de los grupos Diana y Giralda, habitualmente vestidos de paisano y con horarios adaptados a estas labores, estarán controlando el tráfico si son menores de 45 años; o regulando los pasillos peatonales habilitados en la Carrera Oficial durante el paso de las cofradías, si superan esa edad.

Lo harán de uniforme y en los tres turnos que rigen en el cuerpo, algo que jamás se había producido desde que estos grupos se crearon hace una década -Diana en 2002 y Giralda en 2003-. La medida también sacará a la calle a los policías de la Inspección de Guardia o administración. Lo peor es que el dispositivo, montado así para ahorrar en horas extra, puede terminar costándole al Consistorio más caro que otros años.

El único antecedente está en la Velá de Triana de 2010 , cuando se pidió a estos policías que vistiesen de uniforme. Se pretendía que patrullasen cuando no estuviesen dedicados a labores específicas, para lo que hizo falta darles el uniforme, del que hasta entonces ni siquiera disponían. Pero no se les asignó un destino alternativo. Esta vez, la orden del cuerpo del pasado 28 de marzo, que regula los turnos en Semana Santa, establece que de los 13 efectivos del Grupo Diana seis estarán destinados a la Carrera Oficial, tres a tráfico, dos serán mandos de tráfico y otro, conductor de un mando de tráfico.

El restante está "desafectado". Es difícil imaginar que uno de estos agentes pueda abandonar la Carrera Oficial o los controles de acceso del tráfico al Centro ante un aviso por malos tratos.

También figuran en la orden 16 policías del Giralda. En Semana Santa nueve estarán asignados a tráfico y siete a Carrera Oficial. Tampoco parece factible que desde allí puedan prevenir los hurtos en tiendas del Centro vigilando que los carteristas más conocidos no anden por las bullas, ni acudir si los comercios los llaman al móvil del grupo, en el que pueden encontrarlos las 24 horas el resto del año. Ambos grupos mantienen una relación cercana con la población a la que atienden, y tienen teléfonos que facilitan, en su caso, a las víctimas de maltrato o a las tiendas y bares para que los localicen de inmediato, sin pasar por la centralita policial.

Cuando en 2010 el Giralda tuvo su teléfono apagado un fin de semana , al encenderlo encontró 38 llamadas de avisos que no habían atendido, entre ellos varios robos.

La Policía Local ha montado muy tarde este año su dispositivo de Semana Santa, porque después de que el alcalde, Juan Ignacio Zoido, comprometiese el dinero de las horas extra que suelen pagarse en esta época a la subida de sueldos que negocia con la plantilla -que costará casi tres millones-, no hay presupuesto para la Semana Santa.

Zoido reiteró el jueves a los policías que cumpliría con la subida que les prometió, por lo que se imponía el ahorro.

Pero, tras derivar estos grupos al dispositivo, han faltado turnos de trabajo y se han vuelto a comprar descansos -pidiendo a los policías que hagan horas extra-, en una cifra tan elevada que, según fuentes policiales, podrían suponer más dinero que otros años, cuando se ha ahorrado escatimando personal o comprando descansos a última hora y sólo si era imprescindible -eludiendo, por ejemplo, reforzar si se preveía lluvia-.

El sindicato CSI-CSIF criticó una medida que puede causar "problemas de seguridad", el "desamparo" del comercio del Centro y las víctimas de malos tratos, y retrasos a la hora de coger denuncias y atender por teléfono. "La solución a la falta de plantilla de la Policía Local no puede ser desvestir a un santo para vestir a otro", criticó CSI-CSIF, que cuestionó que "colectivos tan susceptibles" como comerciantes y turistas; y mujeres maltratadas, se queden sin atención "para cubrir unos servicios mínimos que deberían negociarse de otra manera".

  • 1