Local

Apartan de la madre a una niña de 12 años que abortó en Santander

Un juez de Santander decidió retirar a una madre la custodia de su hija de 12 años, que ingresó en la Residencia Cantabria por un aborto de 12 semanas de gestación. La decisión de apartar a la pequeña de su familia responde a las sospechas del tribunal de que la joven pudo sufrir abusos sexuales.

el 15 sep 2009 / 03:38 h.

TAGS:

Un juez de Santander decidió retirar a una madre la custodia de su hija de 12 años, que ingresó en la Residencia Cantabria por un aborto de 12 semanas de gestación. La decisión de apartar a la pequeña de su familia responde a las sospechas del tribunal de que la joven pudo sufrir abusos sexuales.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Santander retiró temporalmente la patria potestad a la madre, así como a su compañero sentimental, ambos de nacionalidad rumana. El médico de guardia del servicio de Urgencias de la Residencia Cantabria fue el que avisó al juzgado sobre la situación de la niña, que presentaba una fuerte hemorragia y tuvo que ingresar en el servicio de maternidad del centro sanitario.

Ante esta situación, se puso en marcha el protocolo sobre delitos sexuales y se acordó comunicar la situación telefónicamente ante la "urgencia" de declarar a la menor en situación de desamparo. Justo una hora después de poner los hechos en conocimiento del Juzgado y del Servicio de Atención a la Familia del Cuerpo Nacional de Policía, los familiares de la niña pidieron el alta voluntaria para llevársela, lo que motivó que se declarara la situación legal de desamparo de la menor y se prohibiera su marcha del hospital sin autorización del Juzgado o de la Fiscalía.

El titular del Juzgado santanderino también acordó la protección de la menor y la apertura de diligencias para determinar la identidad de la persona que dejó embarazada a la pequeña, además de dar traslado a la Fiscalía para que inicie las actuaciones que considere oportunas. La puesta en marcha de esta medida responde al "riesgo evidente" que sufre la menor y por la "posición obstativa" de la madre, que tiene atribuida su guardia y custodia.

Servicios sociales. El juez ordenó igualmente la supresión de cualquier contacto de la madre y su compañero sentimental con la niña hasta que sea evaluada por los Servicios Técnicos de Protección del Menor, a los que se ha requerido informes para determinar si había sido objeto de abandonos anteriores y sobre la conveniencia de que siga teniendo relación con ellos.

  • 1