Cultura

Apenas hay esperanza para el débil

Un intenso y fascinante thriller entre político y criminal que supone ya el punto álgido en la carrera del director Paolo Virzi.

el 11 nov 2014 / 16:23 h.

TAGS:

El capital humano **** Selección EFA. Italia 2013111 min. Dirección: Paolo Virzi Intérpretes:Fabrizio Bentivoglio, Valeria Bruni Tedeschi, Fabrizio Gifuni, Valeria Golino capital-humanoDe la sequía de creatividad e ingenio que ha caracterizado al cine italiano en las últimas décadas hemos pasado en unos años a cierta recuperación, que si bien no nos devuelve al esplendor de aquellos tiempos en los que Elio Petri, Giulio Pontecorvo o Bernardo Bertolucci protagonizaban las vanguardias del cine que se hacía en Europa, al menos está situando al cine italiano en una posición envidiable. Si el año pasado fue el de La mejor oferta y, especialmente, La gran belleza, éste irrumpe con una considerable fuerza El capital humano, un intenso y fascinante thriller entre político y criminal que supone ya el punto álgido en la carrera del director Paolo Virzi. Hasta ahora su largomentraje más celebrado era La prima cosa bella, aunque a algunos nos pareció un melodrama excesivo y lacrimógeno. Nada hay que reprocharle sin embargo a este juguete de relojería estrenado en Italia en enero pasado, cuyo título hace referencia al cálculo que siguen las empresas aseguradoras a la hora de fijar la indemnización que corresponde por accidente o deceso provocado por un asegurado. Un terrible accidente, en la línea del que protagoniza una de las historias de la exitosa Relatos salvajes, provocará una serie de reacciones en tres familias de muy distinta condición económica y social. Propone una lúcida lucha de clases, las que se ven involucradas en un trágico suceso, actuando la actual crisis económica como telón de fondo para que no se nos escape que además de suponer un atractivo y embaucador argumento, se nos está hablando de las consecuencias de este revulsivo social que llevamos años padeciendo, en el que, como siempre, son las clases trabajadoras las que padecen la caída del sistema; pudientes y granujas logran salir indemnes. Potente visual y narrativamente, siguiendo el esquema de contarnos la historia desde diferentes puntos de vista, cada uno de los cuales va añadiendo nuevos elementos a la función, generando un puzzle cuyas piezas va paulatinamente descubriendo el espectador, El capital humano resulta una cinta precisa y apasionante, en la que sobresalen las excelentes interpretaciones de un estupendo reparto y la sólida realización de un director que ha encontrado aquí su capolavoro particular. Sus virtudes se completan con una elegante y sobria puesta en escena, un depurado trabajo de fotografía y la música de Carlo Virzi, en la línea de la que compusiera Mychael Danna para La tormenta de hielo de Ang Lee, ambientada también en un paisaje nevado.

  • 1