Local

Aplazada la declaración de Matas por nuevas pruebas inculpatorias

El ex presidente balear, abucheado ayer, vuelve hoy a los juzgados.

el 23 mar 2010 / 10:58 h.

TAGS:

Jaume Matas, abandona ayer el juzgado de Palma junto a su esposa y su abogado.

El juez del caso Palma Arena, José Castro, ha aplazado hasta hoy la declaración del ex presidente de Baleares Jaume Matas ante la presentación durante la comparecencia de su cuñado, Fernando Areal, de unas grabaciones telefónicas que podrían incriminarle.

Areal, ex gerente del PP balear y hermano de la mujer de Matas, Maite Areal, declaró ayer ante el juez Castro en relación a este caso, en el que se investiga el sobrecoste del velódromo Palma Arena, el enriquecimiento de Matas y la supuesta financiación ilegal del PP, todo ello ocurrió durante el mandato pasado. Durante la comparecencia de Fernando Areal, el juez citó unas conversaciones telefónicas, que no estaban en el sumario, grabadas por orden judicial, ante lo cual el abogado de Matas y de los Areal, Rafael Perera, solicitó la suspensión de las declaraciones del resto de imputados citados ayer para poder analizar estas nuevas pruebas. Así, Jaume Matas, Maite Areal y el supuesto testaferro del primero, Bartomeu Reus, tendrán que declarar hoy a partir de las 9.00 horas.

Los abogados presentes en la comparecencia de Areal mostraron su preocupación por estos pinchazos telefónicos que, presuntamente, se han realizado desde diciembre de 2009, ya que podrían contener conversaciones entre los letrados y sus defendidos. En concreto, según fuentes jurídicas consultadas por Efe, en una de las grabaciones mencionadas por el juez, Fernando Areal afirmaba que esperaba que Reus no le dejara "con el culo al aire" respecto a la compra de un piso en el barrio de Salamanca de Madrid, adquirido por Reus pero del que se sospecha que Matas es el verdadero propietario. Durante su declaración, Areal reconoció que actuó como apoderado de su cuñado en el contrato por el que Matas alquiló el piso escriturado a nombre de Reus, y que lo hizo para no perjudicar al ex presidente balear de cara a las elecciones. Antes de que se conocieran estas conversaciones, Fernando Areal también reconoció haber pagado 32.000 euros en dinero negro en la sede del PP al constructor que realizó las obras del palacete que Jaume Matas compró en el centro de la capital balear. Según dijo, fue su hermana y mujer de Matas la que le entregó el dinero para que se lo diera a este constructor, que hizo las obras de renovación de la sede de los populares.

Sin respaldo. El ex presidente balear fue recibido a su llegada a los juzgados con pitos y gritos como el de "chorizo" y sin el apoyo de sus compañeros de partido como lo hicieron en su día con el presidente valenciano, Francisco Camps, cuyo nombre estuvo vinculado al caso Gürtel. Coincidencia o no, el caso es que el actual presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, está a miles de kilómetros -en Argentina- para asistir a un encuentro internacional del Partido Popular. Según fuentes del PP consultadas por Efe, un grupo de militantes estaba dispuesto a acompañar al ex presidente en su entrada a los juzgados, pero él mismo no quiso "comprometerles" y sus abogados no eran partidarios de "espectáculos mediáticos".Desde Madrid, el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, llegó a afirmar que no sabe si su formación política está dejando solo a Matas porque no es su "responsabilidad". "Yo eso no lo sé exactamente porque, evidentemente, no es mi área de responsabilidad dentro del partido", declaró.

  • 1