martes, 18 diciembre 2018
06:33
, última actualización
Jóvenes al día

"Aprendo de ellos cada día con su afán de superación"

Águeda Barrios. Voluntaria de Aspanri. A sus 30 años y a punto de ser madre, siempre saca tiempo para reunirse con sus chicos de la asociación Aspanri. Es trabajadora social aunque actualmente trabaja de teleoperadora. Hace cuatro años que participa en el programa de ocio y tiempo libre de esta asociación.

el 20 jun 2014 / 23:43 h.

Imagen 20140616_183632 copiarRealizar un voluntariado para ayudar a los demás es algo que muchas personas aconsejan llevar a cabo en algún momento. Pero en este caso, los beneficiarios no son tanto los usuarios como los propios voluntarios. Así lo plantea Águeda Barrios, voluntaria de la asociación sevillana Aspanri. Asegura que su vida no sería la misma sin sus chicos, le han aportado mucho más de lo que esperaba. Hoy ha crecido como persona y no contempla la vida sin su labor de voluntaria. Háblame de la asociación Aspanri, ¿a qué se dedica? Aspanri trabaja para la normalización, integración y promoción de las personas con discapacidad intelectual. Su misión es mejorar la calidad de vida tanto de estas personas como de sus familias a través de la búsqueda de recursos y apoyos para su integración y promoción en todas las etapas de su vida. Cuenta con diferentes programas, desde atención temprana, gabinete sociopedagógico, apoyo a la escolarización, programas de inserción laboral, apoyo para padres, centros ocupacionales, empresas sin ánimo de lucro como Catering y Viveros Aspanri, hasta programas de preparación para la vida adulta y de ocio y tiempo libre. ¿Por qué y desde cuándo decides participar como voluntaria? Hace cinco años un amigo voluntario me invitó a una salida de ocio, era una merienda-convivencia en el parque del Alamillo. Él llevaba un año participando y me decía siempre: «Te conozco y sé que como pruebes te vas a enganchar». Al día siguiente estaba mandando la solicitud para entrar de voluntaria. Me decidí por el colectivo porque son chicos con muchos sueños y aspiraciones, que contagian de ilusión y de los que aprendes mucho. ¿En qué consiste el programa de ocio y tiempo libre en el que participas? Este programa trata de ofrecer alternativas de ocio a los chicos de la asociación bajo el principio de la integración. Les ofrece la oportunidad de poder relacionarse entre ellos y con personas sin discapacidad en contextos normalizados, fuera de la asociación o del entorno familiar. Las salidas son los sábados en la tarde-noche y son muy variadas, desde visitas culturales, cine o teatro hasta bailar en una discoteca. A lo largo del curso también se realizan viajes de fines de semana. Se trata de que disfruten de su tiempo de ocio de la manera más autónoma e independiente posible. ¿En qué consiste tu trabajo de voluntaria en la asociación? Cada dos sábados al mes salgo con mi grupo a las actividades que tenemos programadas, suelen ser tres horas de diversión y no se repite la misma actividad en el mes. También he tenido la suerte de participar en varios viajes de fin de semana en el tiempo que llevo de voluntaria. Una vez al mes los voluntarios nos reunimos con el coordinador del programa para ver cómo mejorar aspectos o hacer propuestas. Desde hace tres años también presto apoyo en los grupos de teatro y danza. Quiero aclarar que no se trata sólo de acompañar o dirigir la actividad, sino de conseguir la integración y trabajar las habilidades de comunicación, apoyar la creación de unas relaciones interpersonales y manejar determinadas situaciones cotidianas de forma autónoma e independiente. ¿Qué duración tiene el programa de ocio y tiempo libre? El programa tiene la duración del curso escolar, en Navidad, Semana Santa y verano estamos de vacaciones. Dependiendo de la demanda se organizan actividades en las épocas de descanso. ¿Se trabaja sólo con niños con síndrome de down? No, se trabaja con todo tipo de discapacidad intelectual, síndrome de down y discapacidades asociadas, parálisis cerebral o discapacidad del espectro autista. ¿Es fácil ser voluntaria con chicos con necesidades especiales? La asociación lo pone muy fácil al ofrecernos formación. Desde el principio sabemos que tenemos que trabajar con estos chicos. Cuando los vas conociendo sabes en qué aspectos necesitan apoyo y en qué otros tienes que dejarlos solos. Lo más complicado puede ser encontrarse con algún problema de salud como una subida de azúcar, un ataque de epilepsia o una caída. Afortunadamente también tenemos formación en este aspecto para poder reaccionar de forma correcta. ¿Te pagan los gastos que se puedan ocasionar? Los voluntarios y voluntarias recibimos una ayuda para los gastos ocasionados por las actividades, como el transporte o la comida. En las actividades que suponen un coste de entrada la asociación se hace cargo, así como en los viajes tenemos el alojamiento, transporte y comidas cubiertos. Tenemos un contrato de voluntariado y contamos con un seguro que cubre cualquier daño que podamos sufrir. De esta forma cualquier persona puede participar, independientemente de sus recursos económicos, a cambio sólo te piden ser responsable con el programa y que adquieras un compromiso. ¿Es compatible llevar un trabajo con ser voluntaria? Por supuesto, el voluntariado exige un compromiso que tomas en la medida de tus posibilidades de tiempo. Yo he compaginado todo un año el vivir independizada, trabajar, estudiar un máster y el voluntariado. De hecho, en esa época estresante de mi vida estaba deseando que llegara el sábado de mi salida para poder desconectar y tener una actividad que realmente disfrutaba. ¿Qué te aporta ser voluntaria? Me he dado cuenta que ellos pueden aportarte a ti mucho más, de lo que tú puedes aportarles a ellos, te hacen crecer como persona. Aprendo de ellos cada día, con su afán de superación y sus ganas. Me recuerdan qué es lo importarte en la vida: la amistad, la familia, no rendirte en la lucha de tus objetivos y sobre todo, preocuparte por ser feliz. Mi vida no sería igual sin ellos, el positivismo con el que afronto mi día a día viene de las experiencias que vivo con ellos. ¿Y tus planes de futuro? Me gustaría dedicarme también de forma profesional a este colectivo. Ahora estoy esperando mi primer hijo y, sin dudas, continuaré con mi voluntariado. La maternidad no hará que lo deje, todos estamos muy ilusionados con el bebé que está en camino, son muchos años juntos. Mi pareja y familia saben lo importante que es para mí Aspanri, por esto me apoyan y facilitan continuar con ellos.

  • 1