sábado, 20 abril 2019
12:08
, última actualización
Local

Apresuradas luces para la Asunción

La hermandad de Cantillana acusa a la alcaldesa de dejar a oscuras la procesión

el 15 ago 2013 / 22:42 h.

TAGS:

Acusando a la alcaldesa de incumplir su palabra y de dejar a oscuras las calles en el día en la que procesiona su titular, la hermandad de la Asunción de Cantillana volvió a prender hace unos días su enésima polémica, cuando apenas se han cumplidos dos meses de su encontronazo con el Arzobispado de Sevilla a cuenta de una procesión no autorizada. Imagen cantillanaLa “enérgica protesta” de la hermandad –cuya rivalidad con otra advocación cantillanera, la Divina Pastora, también genera choques con cierta frecuencia– se produjo hace tres días, cuando acusó públicamente al Ayuntamiento de incumplir el compromiso de iluminar las calles para la procesión de la Asunción. La hermandad explicó que cuando la alcaldesa, la socialista Ángeles García, propuso cambiar la iluminación tardicional por una de bajo consumo, se comprometió a tenerla lista el 31 de julio para que estuvieran iluminadas “todas las calles del pueblo por las que pasara alguna hermandad, en procesión o en Rosario público”. Sin embargo, “a fecha de hoy no existe una sola luminaria”, protestaba la corporación asuncionista, achacando “la responsabilidad de todo lo sucedido” a la alcaldesa y reservándose “las medidas que estime oportunas”, entre ellas, la colocación por su cuenta de “bombillas tradicionales a la puerta de la iglesia y la calle Martín Rey”, por donde discurrió ayer la procesión. El Ayuntamiento no tardó en responder mediante un bando en el que explicaba que las luces antiguas se retiraron por motivos de seguridad y que fue el “reiterado incumplimiento” de la empresa elegida para colocar las nuevas luces lo que provocó el retraso. La propia alcaldesa, en un texto buzoneado a los vecinos, pidió disculpas y explicó que el propio Consistorio colocaría ristras de bombillas tradicionales, “teniendo presente por encima de todo que Cantillana debía estar iluminada para sus fiestas”. La hermandad de la Asunción fue noticia en junio, cuando con motivo del Corpus Christi trasladó a su Simpecado de Gran Gala hasta su altar en la calle Sierpes acompañado por una banda de música, cuando el Arzobispado se lo había prohibido, por lo que Palacio abrió una investigación por “desobediencia a la autoridad eclesiástica”. La polémica de las bombillas fue la nota discordante de una jornada en la que, junto a la Asunción de Cantillana, procesionaron numerosas imágenes, como la advocación del mismo nombre en Dos Hermanas; la Virgen del Águila de Alcalá de Guadaíra –que este año fue portada por la cuadrilla de la Amargura–; la Virgen de la Mesa en Utrera, el Rosario de la Aurora de la Virgen de la Aurora de la hermandad de la Humildad de Lebrija; o, en el caso de Salteras, la procesión del Corpus Christi.

  • 1