Local

Aprobado el desembalse de 1.200 hm3, que garantiza agua para todos los cultivos

el 05 may 2010 / 14:40 h.

TAGS:

La Comisión de Desembalse del Distrito Hidrográfico del Guadalquivir ha aprobado hoy, con el apoyo de las organizaciones agrarias, unas dotaciones para el regadío del sistema de regulación general de la Cuenca del Guadalquivir que supondrá un desembalse general de 1.200 hectómetros cúbicos para esta campaña.

Los representantes de la Comisión han fijado una dotación máxima en dicho sistema de 5.800 metros cúbicos por hectárea, ha informado hoy la Consejería de Medio Ambiente en un comunicado.

Con esta dotación de agua se cubren las necesidades de todos los cultivos y especialmente del arroz, que tradicionalmente ha sido uno de los más afectados por las restricciones.

El volumen de agua reservado para que circule por la zona del Estuario, fundamentalmente destinado al cultivo del arroz, se ha fijado en 400 hectómetros cúbicos, con una duración que comprende desde el 15 de mayo hasta el 15 de septiembre, lo que garantiza el agua para este cultivo .

Dentro de los 1.200 hectómetros cúbicos acordados, se prevé un riego extraordinario para el olivar de Jaén y de Córdoba de 1.000 m3 por hectárea.

En lo que respecta al trasvase Negratín-Almanzora, la Comisión de Desembalse se ha remitido a las normas aprobadas por la Comisión de dicho trasvase (21 de enero de 2010), en la que se fijó una dotación de 50 hm3 para atender al riego y abastecimiento.

El resto de los sistemas individuales de explotación de la cuenca, independientes de la regulación general, tendrán unas dotaciones para atender las demandas de riego de un año hidrológico normal.

En la campaña de riego del pasado año se acordó un desembalse del mismo volumen de agua, del que gracias a un uso eficiente por parte de los regantes se consiguió un ahorro de casi 200 hectómetros cúbicos, ha destacado la Consejería.

En general, la demanda de abastecimiento urbano a lo largo del año pasado se atendió con normalidad y en lo que respecta al riego, se pudo atender a la totalidad de las demandas de las distintas zonas regables, de acuerdo con las dotaciones establecidas.

La campaña de riego se desarrolló entre el 6 de mayo y el 15 de septiembre de 2009, prolongándose en algunos tramos de los ríos Guadalquivir y Genil en los que no se había consumido la dotación establecida.

La situación actual de los embalses del Guadalquivir tras las últimas lluvias registradas se sitúa a más de 88 por ciento de su capacidad, por lo que se puede volver a desembalsar los volúmenes necesarios para atender a la demanda de los regantes, como sucedió durante la pasada campaña, ha indicado.

En una nota de prensa ASAJA ha destacado que "tras cinco años consecutivos de restricciones toda la superficie del arrozal podrá regarse con normalidad".

En comunicado COAG ha valorado "la regularización de los riegos para olivar comprometidos hace doce años", si bien ha criticado que no se contemple ninguna medida para resarcir los daños en explotaciones y a comunidades de regantes provocados por los desembalses realizados para aliviar los pantanos.

  • 1