lunes, 22 abril 2019
06:49
, última actualización
Deportes

«Aquí se cuestiona todo cada día»

El director general del Cajasol, máximo responsable de la construcción de los dos últimos proyectos deportivos del club, reflexiona sobre el rendimiento del equipo en un arranque de temporada muy complicado.

el 15 sep 2009 / 17:49 h.

El director general del Cajasol, máximo responsable de la construcción de los dos últimos proyectos deportivos del club, reflexiona sobre el rendimiento del equipo en un arranque de temporada muy complicado. La victoria ante el Real Madrid ha dado oxígeno al plantel y la calma necesaria en los despachos.

-Empecemos por lo más inmediato. Mañana vuelve el equipo a Europa siete años después.

-Es un reto importante, una competición muy diferente a la ACB que afrontamos con humildad porque nos vamos a medir a rivales que, si bien podemos pensar que técnicamente somos mejores, tienen la experiencia de jugar en Europa cada año. Creo que es una oportunidad para que crezcan los jugadores, crezca el equipo y crezca el club con nuevas dificultades.

-¿Existe el riesgo de que sirva de distracción para la liga ACB, donde con una sola victoria no conviene perder el hilo?

-Hay que tener el chip activado de rendir en dos partidos por semana, pero también es verdad que a los jugadores les gusta más jugar partidos que entrenar. Hay que centrarse en competir al máximo y superarse. Es un bonito aliciente, con rivales difíciles y obstáculos que nos irán abriendo nuevos horizontes.

-La victoria ante el Real Madrid ha quitado mucha presión al equipo y también a los responsables de los fichajes.

-Hicimos un error en Manresa de tres segundos, sin que hiciésemos, es cierto, un buen partido, pero esa derrota la hemos pagado cara. El del Bruesa es un partido que se tenía que sacar y después ante Unicaja y Granada, muy malos partidos.

-Comas ya avisó antes del debut que al equipo le faltaban varias semanas para dar el nivel. ¿No estuvo el club demasiado permisivo con el retraso en la llegada de los jugadores?

-No depende de nosotros que los jugadores vayan a las selecciones y en el caso de Bennett se trataba de un tema personal. Sobre la opinión de Comas es una cuestión técnica. Llevo muchos años en esto y no he visto en pretemporada nada que se saliera de la normalidad.

-¿Dudó sobre el acierto con algunos fichajes?

-Era evidente que nos faltaba tiempo, como a todos, pero tampoco es excusa porque hay que competir el primer día. No nos faltaba tanto en entrenamientos como en competir. Pero no hay que olvidar que esto es la ACB, una competición de altísimo nivel. La plantilla se ha conformado tras muchos análisis, muchas reflexiones y ahora no podemos cuestionar las cosas cada semana, sino poner los medios para que el equipo funcione. La plantilla tiene cierto talento, otra cosa es que tiene que funcionar como equipo.

-Cuando el técnico apuntó a Savanovic, Ilic y Rivero, ¿qué pensó usted como responsable de esas contrataciones?

-Manel y yo hablamos todos los días. Los jugadores están a disposición del técnico y él toma las decisiones que le competen. Los jugadores tienen su recorrido y hay que sacarles rendimiento. Manel tiene sus herramientas y las utiliza. Repito que no podemos cuestionar los fichajes cada semana. No me pueden preocupar los análisis parciales, eso toca al final.

-Dos de los más cuestionados, Carter y Savanovic, son los que le están dando ahora más la razón.

-A Carter no se le ha cuestionado, nunca se planteó cortarlo. Luego, cada cual tiene su papel y es imposible que todos hagan grandes estadísticas. Savanovic está en la selección serbia. Lo hemos fichado por algo. Aunque no es excusa, llegó el último, luego tuvo problemas en un tobillo pero también que el nivel de la ACB no es el de Serbia. Todo se arregla con tiempo.

-Y Pecile, que llegó el último tras apuntar a muchos otros, es el que mejor rendimiento da.

-Pecile llegó cuando podía llegar, porque su situación fue cambiando. No hubo opción de ficharlo antes. Todos los jugadores que miramos para esa posición eran de alto nivel. Es perverso decir que el club no encontraba jugadores. Queremos jugadores de nivel de Euroliga, bastantes con contrato en vigor, y eso debe estar en el haber, no en el debe. Fichar en junio es más arriesgado que hacerlo en septiembre. El riesgo es fichar lo que no te gusta.

-¿Se arrepiente de haber apostado por Bennett como un jugador con un papel tan importante?

-En mayo nadie tenía dudas de que debía renovar y él estaba plenamente convencido. Otra cosa es que con 38 años y 5 meses se puedan producir cambios razonables. No hubo nada extraño. Él pensaba que no podía ayudar como quería y el equipo ha aprendido a vivir sin él.

-Han tanteado a Tyus Edney, otro jugador veterano.

-Es uno de los veinte jugadores que hemos analizado. Buscamos algo mejor de lo que hay ahora en el mercado. No es cuestión de cuándo fichar, sino que nos fijamos más en el a quién. Estamos mirando en todo el mercado, como es lógico, no sólo en Italia.

-¿Sigue pensando que hay equipo para estar en la Copa y en play offs?

-Al equipo hay que exigirle cada semana. Pensar en objetivos a medio plazo creo que nos distrae. El tiempo y la competición dirán cuál es nuestro sitio.

  • 1