Cultura

Arcángel y Cobos Wilkins unen flamenco y poesía

El escritor onubense publica tras once años un nuevo poemario que será cantado por el cantaor

el 17 sep 2009 / 19:48 h.

TAGS:

Juan Cobos Wilkins posa junto a Arcángel.

El escritor onubense Juan Cobos Wilkins, que vuelve a publicar poesía tras once años, ofrece en Biografía impura un recorrido “lírico-narrativo” autobiográfico en forma de metamorfosis “salpicada de vida y asombro”. El cantaor Arcángel “se atreverá” a poner música a los poemas del escritor para enfrentar “cara a cara” poesía y flamenco.

Durante la rueda de prensa de presentación, celebrada en Sevilla, el autor explicó que el adjetivo impuro detrás de biografía demuestra que “su vida está salpicada de sueños, de vida y de asombro”, algo que le pareció “un gozo”. En este sentido, añadió que al titular el trabajo pensó en “el vivir diario y la entrega total” en lo que había escrito, procurando siempre ser “verosímil y contar la verdad”. Aunque, precisó, que ha hecho uso de “la metamorfosis que la literatura ofrece para que lo que cuenta no se quede en lo particular y se convierta en universal”.

Así, ejemplificó lo dicho con el cambio que se produce en la vida de un adolescente desde la niñez a la juventud, como si de un gusano de seda se tratas, un hecho que ha reflejado en uno de los poemas que compone Biografía impura, donde a través de las diferentes etapas vitales de un poeta, desde el niño que un día fue hasta el poeta en el que se convirtió, pasando por la adolescencia y la juventud, cuenta episodios de su día a día y todo ello en “una mezcla de lo sencillo y lo culto” y convirtiendo “la anécdota en poesía” gracias a la palabra trabajada con magia y misterio.

Cobos Wilkins, que fue director de la Fundación y Casa-Museo de Juan Ramón Jiménez, confesó que no quiso usar el adjetivo “puro” por respeto al poeta onubense que aspiraba a alcanzar “la poesía pura”. Tras once años sin publicar poesía, algo que “sorprendió” al propio escritor cuando conoció el hecho, la nueva obra “depurada” recoge creaciones con más de una década y otros con pocos meses de elaboración, pues como afirmó el onubense “nunca ha dejado de escribir poesía, ya que cuando se llega cierta a edad, esto se convierte en una enfermedad crónica”.

Esta trabajo poético contará a principio de año con una añadido cultural como es el disco del cantaor onubense Arcángel, quien “se ha atrevido” a poner música a los poemas de Juan Cobos Wilkins, algunos de este libro y otros de trabajos anteriores. El director de la Colección Vandalia (Fundación José Manuel Lara, que edita el poemario), Jacobo Cortines, señaló que la poesía que ofrece Cobos Wilkins se nutre de la tradición inglesa, especialmente de la poesía culta de Eliot.

Frente a lo que parece “una antítesis”, la mezcla de la poesía culta de Wilkins y el flamenco, el escritor explicó esto aludiendo al dibujo de la portada de la obra, donde aparece un funambulista. “El poeta tiene que caminar entre los extremos de la cuerda marcados por la pasión y la armonía que reflejan la poesía y el flamenco, utilizando como puente para mantener el equilibro la emoción”, dijo.


Confesó que espera que la emoción que él ha intentado transmitir con los poemas, lo consiga Arcángel con la voz, el trabajo, el rigor y el tiempo que está dedicando al trabajo, del cual se ha desvelado pocos datos aún. Cobos Wilkins indicó que el cantaor va a asumir “muchos riesgos” con este disco y agradece que para su primer trabajo con la poesía haya elegido su producción literaria, pues no sólo ha seleccionado poemas de Biografía impura como Un poeta no debe en primavera, sino también poemas anteriores, algunos hecho expresamente para la ocasión, lo que supone “un reto” para Cobos Wilkins.

  • 1