Local

Archivada la denuncia del juez Serrano contra Inmaculada Montalbán por injurias y amenazas

el 04 may 2010 / 11:48 h.

TAGS:

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla ha  decretado el archivo de la denuncia por injurias y amenazas leves  formuladas por el juez de Familia Francisco Serrano contra la  presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género y  vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Inmaculada  Montalbán, todo ello al considerar que los hechos denunciados "no son  constitutivos de infracción penal".  

En un auto, fechado ayer lunes y al que ha tenido acceso Europa  Press, la Audiencia Provincial estima de este modo el recurso de  apelación interpuesto por la Fiscalía contra el auto del Juzgado de  Instrucción número 10 que acordaba elevar al Tribunal Supremo (TS)  esta denuncia, decretando el sobreseimiento libre y el archivo de las  actuaciones, en una decisión contra la que no cabe recurso ordinario  alguno.

En concreto, el juez Serrano había denunciado a Montalbán después  de que ésta señalase públicamente que las advertencias del juez en  cuanto a las denuncias falsas por violencia de género "carecen de  rigor y fundamento alguno y denota falta de conocimiento de las  estadísticas judiciales y de las características del maltrato a la  mujer".  

En el auto, la Audiencia Provincial se refiere en primer lugar a  las posibles injurias, señalando que el comunicado de la denunciada  "realiza una crítica del contenido" de una entrevista concedida por  el juez y del informe crítico que él mismo realizaba sobre el informe  emitido con anterioridad por el Observatorio, por lo que "se trata de  una polémica mantenida entre denunciante y denunciada con  trascendencia pública".  

"NO SE MENOSCABA LA FAMA U HONOR" DEL DENUNCIANTE

Tras indicar que, "por ambas partes, cuestionan la falta de rigor  de sus respectivas posturas en una materia de indiscutible  repercusión en la sociedad y en la opinión pública, repercusión que  se expande si los actores de la polémica, como es el caso, son  personas con relevancia pública y competencia en la materia objeto de  la polémica", la Sala entiende que los hechos denunciados "no son  constitutivos de infracción penal a nivel de falta de injurias, pues  no se menoscaba la fama u honor del denunciante".   

En esta línea, pone de manifiesto que "la utilización de las  frases que la denuncia y el auto recurrido consideran injuriosas a  nivel de mera falta no son más que la exteriorización pública de una  actitud crítica frente a la actuación pública anterior del  denunciante que no rebasa los límites constitucionales del ejercicio  de la libertad de expresión".  

Asimismo, dice que las frases que se dicen constitutivas de  infracción penal, "en parte, también han sido utilizadas por el  denunciante en sus intervenciones públicas, como la frase 'carente de  rigor', sin que sobrepasen los límites del ánimo de criticar el resto  de expresiones vertidas en el comunicado del Observatorio, máxime si  se tiene en cuenta que el mismo es una reacción pública ante una  

crítica anterior del denunciante".  

"NO ANUNCIA MAL ALGUNO AL DENUNCIANTE"

Tras estimar que "sería deseable que personas relevantes, como lo  son las partes, usaran en su actuación pública la mesura y la  prudencia que se presumen inherentes a sus cargos", la Audiencia se  refiere a la falta de amenazas denunciada por la frase en que  Montalbán señalaba "sin perjuicio de las posibles responsabilidades  que pudieran derivarse de las presentes declaraciones", señalando que  la misma "no anuncia mal alguno al denunciante, ya que no se  concretan las posibles responsabilidades ni su contenido".  

Por último, y sobre la legitimación de la Fiscalía para intervenir  en la causa, considera que "está facultada para intervenir en la  presente causa en toda su extensión", argumentando que "no está  ejerciendo la acción penal, sino que se opone su ejercicio de la  acción penal por parte del acusador particular".  

  • 1