viernes, 16 noviembre 2018
09:19
, última actualización
Local

Arenas critica que en Dos Hermanas se habló de "rencor" y "ni una palabra de empleo"

El PP intenta frenar el efecto del mitin de Dos Hermanas con un acto en Alcalá de Guadaíra.

el 06 nov 2011 / 13:21 h.

TAGS:

El PP tiene entre ceja y ceja a Felipe González, a Alfonso Guerra y al mitin del PSOE en Dos Hermanas. El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, fue ayer, al igual que el sábado Rajoy, el que atacó a los dos históricos dirigentes socialistas que elevan "discursos del siglo pasado", pero con un matiz: dijo que en el mitin del PSOE en Dos Hermanas no se habló de políticas de empleo. "Se hablaba de rencor, de revancha, de resentimiento, pero ni una palabra de empleo", afirmó Arenas, apostillando que "si para unos esa es su agenda", la suya es la de "la concordia y el empleo".

Eso lo dijo Arenas en otro bastión del socialismo de la provincia de Sevilla como es Alcalá de Guadaíra. Allí no se olvidó de nadie, ni siquiera del candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que defendió que su partido y el PP no son lo mismo. "Qué razón llevas, Alfredo: mientras el PP son cinco millones de empleos, el PSOE son cinco de parados".

A Arenas se le vio cómodo, dicharachero y engrandecido. Y eso que durante su discurso hubo un pequeño altercado justo en la salida lateral del teatro cuando varios jóvenes lo increparon a gritos de "que no nos representas". Todos fueron abucheados y expulsados del recinto. Arenas zanjó la discusión hablando de democracia y respeto y asegurando que "lo que nos interesa es construir el futuro", por lo que se granjeó una gran ovación.

Pero, más allá de ese incidente, el foco se fijó en las alusiones para desmontar el mitin de Dos Hermanas. Si el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, dijo a Rubalcaba que la fuerza del sur lo llevaría a la Moncloa, Arenas se abonó "a los vientos del sur y de Andalucía", que "soplan con intensidad a favor del cambio".

Pero Alcalá y Dos Hermanas están próximas y el fuego cruzado y las referencias estaban servidas. El cabeza de lista del PP al Congreso por Sevilla, Cristóbal Montoro, dirigió su mensaje a las "antiguas" glorias del PSOE y señaló que Sevilla tiene "poco que agradecer" a González, Guerra, Griñán o Chaves, argumentando que "su legado fue dejar a Andalucía con el 33% de paro" en 1996. Montoro pidió a Guerra que no busque fuera responsables de la crisis "como Wall Street" y tildó su discurso de "antiguo". Y a González le avanzó que el PP ganará "en todas partes y en Sevilla también", ante su promesa de irse a Honolulú "si ganaba la derecha" .

Todos se apuntaban a la crítica al mitin nazareno. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, criticó que el sábado se reuniese el "pasado más rancio" del PSOE en Dos Hermanas. "No fue más que una despedida del PSOE a sus viejas glorias", manifestó el presidente del PP de Sevilla y cabeza de lista al Senado, José Luis Sanz.

Entre tanta crítica, emergió la figura del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que fue más comedido y pidió a los votantes del PSOE que "no tengan miedo a sumarse al cambio", al tiempo que quiso dejar claro que no existe "ningún tipo de maldición ni problema estructural" por el que España no pueda salir de la situación económica actual.

MÁS DE MIL SIMPATIZANTES... Y CIENTOS MÁS SIN ENTRAR

Una hora antes del inicio del mitin, que arrancó poco después de las 11.00 horas de la mañana de ayer, las puertas del teatro Gutierrez de Alba de Alcalá de Guadaíra estaban a rebosar, pero fue a más y a más hasta llegar a presentar un lleno absoluto. Más de 1.000 militantes y simpatizantes, según el PP, en uno de los actos de fuerza más importante de la formación en esta campaña en la provincia.

Querían que la noticia fuera la foto, y la foto fue la noticia. A ello se afanaron los propios líderes del PP y el público echó el resto para que la foto, esa espectacular instantánea del teatro desbordado de personas, fuera la noticia: “¡Zapatero, dimisión!”, se gritó de forma ensordecedora. “No necesito sexo, Zapatero ya me jode todos los días”, rezaba, explícito, el eslogan en más de una camiseta de los asistentes.

Para colmo, la actual portavoz del PP en Alcalá de Guadaíra tuvo que salir a la palestra y pedir disculpas por los varios cientos de personas que se habían quedado fuera de las instalaciones. “Lo sentimos pero no nos han dado un sitio mayor” se lamentaba la edil popular.

  • 1