Local

Arenas ignora los recortes a la Dependencia y pide mantenerla

El líder del PP-A aboga por un pacto sociosanitario y la Junta le achaca sus contradicciones con Rajoy

el 05 ene 2012 / 21:13 h.

TAGS:

El presidente del PP-A, Javier Arenas, atiende a los medios ayer en una entrega de regalos a niños en Sevilla. / efe

El Gobierno de Mariano Rajoy ha aprobado la subida de tres impuestos: el IRPF, el que repercute en el ahorro (capital) y el de vivienda (IBI). El líder del PP-A, Javier Arenas, que aspira a la Presidencia de la Junta en las elecciones andaluzas de marzo, mantiene su compromiso de bajar hasta cuatro impuestos autonómicos si gana. Rajoy también ha congelado las ayudas a dependientes moderados, una medida que en Andalucía afectará a 40.000 personas, que a partir de ahora dejarán de recibir prestaciones. Arenas, en cambio, se marcó ayer como una "prioridad" para los próximos meses lograr "un gran pacto sociosanitario" entre el Gobierno central, las comunidades y los ayuntamientos para mantener la Ley de Dependencia. "Todos tenemos que sacrificarnos por los mayores y los parados", dijo, y añadió que las medidas del Ejecutivo central están siendo "profundamente respetuosas" con la situación de las personas mayores.

El vicesecretario general de Política Regional y Local del PP y presidente del PP andaluz trata, estos días, de hacer equilibrios entre el apoyo incondicional a las medidas de ajuste que ha aprobado Rajoy y sus propuestas de cara a las autonómicas. Los populares andaluces están respaldando puntualmente todas las medidas del Gobierno central, y poniendo matices a los aspectos más polémicos de algunas decisiones, como la eliminación de la financiación autonómica recogida en el Estatuto andaluz, que finalmente fue retirada de la referencia del Consejo de Ministros.

El Ejecutivo congeló las ayudas a dependientes moderados (Grado I, nivel 2 de la ley) hasta 2013, argumentando que así evitarían reducir la cuantía de las prestaciones, como hizo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, según denunciaron. Este aplazamiento requerirá una reforma de la Ley de Dependencia, que señala expresamente un calendario pormenorizado que ahora no se va a cumplir.La consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, aprovechó ayer un acto público para "llamar la atención" sobre las propuestas de Arenas que, a su juicio, contradicen lo que está haciendo el Gobierno de Rajoy. "Me llama la atención que, una vez subidos los impuestos hace una semana, el señor Arenas dijera ayer que él si gana en Andalucía no subirá los impuestos. ¿De quién se está riendo?", se preguntó.

En una reciente entrevista en El Correo, Navarro reprochó al Gobierno de Rajoy que decidiera paralizar la Ley de Dependencia "de forma unilateral" y sin consultar a las comunidades, que son "las que desarrollamos la ley y las que aportamos la mayoría de la financiación". La consejera reiteró ayer que decisiones como ésta "no tienen parangón" en un "Estado de Derecho donde la igualdad de oportunidades para acceder a los recursos es fundamental para que una persona sea atendida en función de lo que necesita y no en función del dinero que tenga".

Pagos retrasados. El sindicato UGT también aprovechó ayer la coyuntura para denunciar que el 80% de las más de 50.000 personas que en Andalucía trabajan en el sector de la Dependencia y, en concreto, en la ayuda a domicilio, sufren "sufren retrasos o impagos de sus nóminas". El secretario de Salud de UGT Andalucía, Antonio Macías, exigió que "de una vez por todas ayuntamientos y Junta solucionen sus problemas y dejen de darse patadas unos a otros porque quienes realmente reciben esos golpes son los trabajadores".

  • 1