Economía

Argentina da los primeros pasos para expropiar YPF

El Gobierno del país ha mandado al Congreso un proyecto en el que declara de interés público el 50,01% de las acciones de la filial de Repsol, según informa 'Clarín'.

el 12 abr 2012 / 18:14 h.

El gobierno argentino ha presentado un  proyecto de ley al Parlamento declarando de "utilidad pública" a más  del 50 por ciento de las acciones de la petrolera YPF, controlada por  la española Repsol, con el objetivo de pasar a manejar a la empresa y  la política petrolera del país, según informa Clarín. 

El proyecto, al que tuvo acceso la agencia de noticias DyN, consta  de 62 artículos y establece: "Declárese de utilidad pública y sujetas  a expropiación el 50,11 por ciento de las acciones clase D de la  empresa YPF S.A.". Argentina viene reclamando mayor inversión a la  empresa desde hace varios meses. 

La iniciativa oficial, según DyN, establece que el Estado se  apropiará de las acciones de la empresa distribuidas del siguiente  modo: 100.145.077 "pertenecientes a Pertersen Energía S.A. y sus  sociedades afiliadas" y 96.558.291 "acciones pertenecientes o  controladas por Repsol YPF S.A. en forma directa o indirecta".  El Poder Ejecutivo planea "expropiar" más de la mitad de acciones  de YPF y para eso buscará "financiamiento" para abonar el valor que,  sería acordado con las empresas privadas actualmente propietarias de  dichas acciones. 

Así lo establece el artículo 4 del proyecto de ley enviado al  Congreso, que se titula: "De la Recuperación del Control de YPF".  El Estado argentino "procurará acordar con los titulares de las  acciones sujetas a expropiación, respecto del valor que recibirán por  las mismas, así como la forma en que se les pagará dicho valor,  procurando en este sentido, obtener financiamiento", dice el proyecto  en el que se indica que "la valuación de los activos a expropiar será  efectuada por el Tribunal de Tasaciones de la Nación, con la  colaboración de la Secretaría de Energía, que a tal efecto actuará en  calidad de oficina técnica". 

El proyecto fue enviado después de que el presidente de Repsol,  Antonio Brufau, se reuniera con el ministro de Planificación, Julio  de Vido. El empresario español se retiró de la reunión sin hacer  declaraciones. 

Antes, el ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, advirtió al gobierno argentino de que cualquier "gesto de hostilidad" contra YPF será interpretado como un gesto de  hostilidad contra España y traerá "consecuencias".  La ex empresa estatal, ahora participada en casi un 60 por ciento  por la española Repsol, ha perdido desde fines de febrero las  licencias de explotación que tenía adjudicadas en seis provincias.  La presidenta argentina reclama mayores inversiones a YPF y  cuestiona el envío de ganancias al exterior, además del costo para  el Estado de importar crudo para abastecer el mercado local. 

  • 1