viernes, 14 diciembre 2018
09:17
, última actualización
Deportes

Arouna Koné: dos goles en cinco años y mucho rencor

El delantero marfileño reconoce abiertamente que le invade "un sentimiento de alegría" por desvincularse del club de Nervión. 

el 12 jun 2012 / 10:11 h.

Koné, en Costa Ballena.

La vida da muchas vueltas, y si no, que le pregunten a Arouna Koné. El delantero marfileño llegó en 2007 con la vitola de ser el fichaje más caro de la historia del Sevilla, que pagó 12 millones de euros por él. Sin embargo, todas las expectativas cayeron en saco roto. Tras cinco años de contrato, Koné deja un saldo de 2 goles (uno en Liga y otro en Champions, ambos en 2007) repartidos en algo más de tres temporadas, ya que por medio vivió dos cesiones (Hannover, en el invierno de 2009, y Levante).

Las lesiones (muy graves) le pasaron factura y cuando jugó no marcó diferencias. Nunca pudo desbancar a Kanouté, Luis Fabiano o Negredo. Sin embargo, él considera que el Sevilla no ha sido justo, y se lo ha vuelto a echar en cara ahora que rompe el silencio que guardaba.

Tras poner fin a su vinculación con el Sevilla y firmar por el Levante, a la espera de dar el salto a otro equipo, Koné vuelve a tener palabras contra el club. Sigue dolido, y así lo deja claro una vez más. En una entrevista publicada por abidjan.net, El delantero asegura que en ningún caso se siente decepcionado por marcharse del Sevilla.

"En absoluto. Por el contrario, me invade, hasta la fecha, un sentimiento de alegría. Es cierto que di un rendimiento por debajo de mis posibilidades. Pasé cuatro temporadas y sufrí dos lesiones graves, pero no tuve la oportunidad de imponerme. Me sentí frustrado. Así que me dispuse a regresar a mi mejor nivel. Dicho esto, no me arrepiento de salir del Sevilla. En cambio, estoy contento. El Sevilla se ha arrepentido de lo que hizo conmigo, reconocieron su error", afirma.

El delantero explica, asimismo, cómo ha sido su recuperación futbolística, tan positiva que le ha permitido erigirse en uno de los protagonistas del último campeonato. "Para mí no es una sorpresa, porque he trabajado duro. Prometí regresar y demostrar a los escépticos que tenía calidad de sobra. Había hecho esa promesa a mis amigos y familiares, y gracias a Dios pude mantener la salud. Fue un gran sacrificio, porque ya no tenía margen de error", dice Koné, que añade algo: "Todos aquellos que pensaban que estaba muerto han tenido que reconsiderarlo".

En relación a su futuro, el delantero explica que ha firmado con el Levante por una temporada, pero no le importaría que el equipo valenciano "disfrutara" del dinero que reportaría un traspaso a otro club. "Tengo ambiciones y metas. Quiero ganar un trofeo importante en Europa. Jugar en los clubes que tienen este objetivo. Es cierto que he renovado con el Levante, pero nada me obliga a permanecer allí. Había cláusulas. En la actualidad, estamos esperando la oferta adecuada para zarpar", reconoce. Como se recordará, Koné se quedó a un solo gol de ampliar su contrato de forma automática con el Sevilla.

DEMASIADOS CONTRATIEMPOS. En agosto de 2008, el marfileño sufrió la temible tríada (rotura de los ligamentos de rodilla y menisco) durante un amistoso con su selección y en 2010, estando cedido en el Hannover, su rodilla volvió a resentirse de gravedad. Incluso, el pasado verano, antes de marcharse cedido al Levante, protagonizó un episodio de convulsiones que le mantuvo hospitalizado varios días. Luego, iniciaría su despegue. Koné se va del Sevilla dejando muy poco e inyectándose demasiado rencor en las venas.

  • 1