lunes, 19 noviembre 2018
11:51
, última actualización
Local

Arquitectos piden medidas para reducir el tráfico en el Centro

El decano cree que la situación es “mejorable” y Górgolas apuesta por que lleguen menos coches

el 16 feb 2012 / 21:39 h.

TAGS:

Pedro Górgolas, Alberto Pérez Calero y Ángel Díaz de Río, ayer.

Mientras que el Ayuntamiento asegura que el plan de tráfico del Centro -la alternativa al derogado del anterior gobierno- no es más de lo que ya se ha puesto en marcha y que ahora empezará el diálogo con los sectores implicados para analizar y reconducir la movilidad en el corazón de la cuidad, el Colegio de Arquitectos ha decidido abrir un nuevo debate y, así, propiciar propuestas porque, según su decano, Ángel Díaz del Río, la situación es "mejorable".


"El Centro es tan grande y complejo que un plan de movilidad tendría que ser la suma de planes para cada una de sus zonas", apuntó Díaz del Río, que asistió ayer al primero de los actos organizados por el Colegio en el Ateneo sobre la movilidad en el Centro, la conferencia Movilidad en los centros históricos de Pedro Górgolas, asesor del equipo que redactó el actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sevilla y referente nacional en el análisis del planeamiento y movilidad de los espacios urbanos, ya que probablemente es el arquitecto andaluz que ha realizado más planes de urbanismo.


Górgolas defendió en su intervención que hay que "aligerar la presión de los centros urbanos" para que sean medioambientalmente más sostenibles y para que la zona no esté "cautiva" por el vehículo privado. Por tanto, el debate sobre la movilidad no debe limitarse al casco antiguo de la ciudad, sino que hay que mirar a sus barrios, "a toda la ciudad".


A su juicio, son necesarias medidas de "pacificación" del tráfico y para que el transporte público gane en "eficiencia". "El camino hacia la movilidad sostenible no tiene vuelta a atrás, así lo plantea la Unión Europea. Todo va en esa dirección", defendió. El arquitecto consideró en declaraciones a esta redacción que el Centro de Sevilla ha vivido "un vuelco positivo importante en los últimos 15 o 20 años", que ahora es más "habitable", pero que hay que lograr la "coexistencia" entre los vehículos de los residentes y las peatonalizaciones. "Los países escandinavos son un referente y allí hay un aparcamiento por cada 300 o 500 metros cuadrados, mientras que aquí se estipula uno por cada cien metros. Allí se pretende "desincentivar" el uso del coche para ir a trabajar y ese es el futuro que se nos marca. Hay que moverse por otros medios de transporte más sostenibles", sentenció. Con todo, Pedro Górgolas advirtió que hay que tener "cuidado" con las peatonalizaciones, ya que pueden tener "efectos perversos", como la expulsión del comercio tradicional o la despoblación de residentes.


En definitiva, su conferencia versó sobre la incidencia del modelo de ciudad en la política de movilidad sostenible, para lo que utilizó ejemplos tan dispares como el de Chiclana, donde la falta de equipamiento en la periferia con construcciones ilegales provoca un movimiento masivo hacia el núcleo urbano.


La segunda parte del ciclo sobre la movilidad en el Centro en el Ateneo será el jueves 23 con una mesa redonda, en la que intervendrán el decano Díaz del Río; el presidente del Ateneo, Alberto Máximo Pérez Calero; el vicepresidente de Aprocom, Tomás González; y el arquitecto José Núñez, exdelegado de Urbanismo con el PA y exconsejero de la Junta. En otras ediciones, la Encarnación, la torre Pelli o el Polígono Sur centraron el debate.

  • 1