martes, 11 diciembre 2018
13:59
, última actualización
Local

San Pablo estrena vuelo a Praga con la vista puesta en el turismo checo de cultura

La ruta, de Travel Service, operará inicialmente hasta el 1de octubre con una frecuencia semanal

el 05 jun 2014 / 14:48 h.

TAGS:

aeropuerto2 «Llevar Sevilla como una de las ciudades paradigma de la cultura en el mundo a un pueblo muy culto que es el checo». Con ese objetivo nace la nueva ruta Sevilla-Praga que desde el miércoles, y hasta el próximo 1 de octubre de momento, operará SmartWings a través de Travel Service. Una conexión directa semanal (los miércoles) que pretende captar a un turista de ciudad, además del segmento de congresos, atraído por el patrimonio histórico-artístico de Sevilla aunque combine su estancia interior con escapadas a las playas de Cádiz y Huelva, y no al revés, explicó el director de la oficina de Turespaña en Viena (de la que depende Praga), Javier Maña. El reto, como pusieron de manifiesto los periodistas checos invitados por la compañía al primer viaje, es mantener al turista en Sevilla en verano soportando las altas temperaturas y evitar que emigre la mayor parte de su estancia a las playas cercanas. Isla Mágica para el día y las terrazas para la noche fueron las propuestas del delegado municipal de Turismo, Gregorio Serrano, que bromeó con que «lo del calor en Sevilla es un mito» y destacó que la ciudad está «perfectamente acondicionada» tanto en los transportes públicos como en los bares, hoteles y museos. Por su parte, el director de Prodetur –la entidad de promoción turística de la Diputación–, Amador Sánchez, aludió a las excursiones a Doñana y sus humedales y a las propuestas de turismo de naturaleza y actividades al aire libre que ofrecen la Sierra Norte y Suroeste con sus alojamientos rurales. Hasta ahora, el turismo checo llegaba a Andalucía vía Málaga (que tiene cuatro vuelos semanales) o Faro, especialmente el destinado a las playas onubenses de Isla Canela y Punta Umbria. La nueva ruta pretende ser puerta de entrada para éstos y para el turista de ciudad, no solo checo sino ruso, para el que el aeródromo de Praga es una conexión frecuente. De hecho, aunque los datos oficiales ofrecidos por la delegada de Turismo de la Junta, Granada Santos, señalan que el año pasado llegaron 31.880 viajeros checos a Andalucía (un 3,7% menos que en 2012) y hasta abril de 2014 han venido 4.100 (una caída del 13,2%), Maña matizó que según las cifras de turoperadores los visitantes checos crecieron el año pasado un 7% pero muchos entraron por Portugal y cuentan en sus estadísticas. Las administraciones coincidieron en que harán acciones promocionales en la República Checa. Maña reveló que esta nueva ruta surgió de un viaje de la oficina de turismo de congresos municipal y que se difundirá en universidades y centros de investigación. El deseo es que se consolide y aumente su frecuencia. La oferta es de 189 plazas por vuelo y el horario es a las 21.30 la llegada y las 22.15 la salida, detalló el director del aeropuerto, Jesús Caballero.

  • 1