viernes, 16 noviembre 2018
12:34
, última actualización
Local

Arranca la conquista de San Telmo

El presidente de la Junta disolverá hoy el Parlamento y convocará los comicios autonómicos más reñidos para el 25 de marzo

el 29 ene 2012 / 19:23 h.

TAGS:

Griñán participó ayer en la fiesta de las migas de Lora del Río (Sevilla)

Aunque los partidos llevan meses de campaña electoral, oficialmente hoy se dará el pistoletazo de salida a la carrera a la Junta. El presidente andaluz, José Antonio Griñán, disolverá hoy el Parlamento y convocará los comicios autonómicos para el 25 de marzo, los primeros en solitario desde 1990. Se pondrá fin a la octava legislatura, el mandato más intenso y complicado de cuantos ha habido, cuatro años en los que la virulenta crisis lo ha eclipsado todo. La sangría de paro que el Gobierno andaluz no ha podido contener -empezó la legislatura con una tasa del 17,8% y acaba en el 31,2%, según la última Encuesta de Población Activa- y el escándalo de los ERE irregulares amenazan con derribar 30 años de hegemonía socialista. San Telmo es, por primera vez, una meta alcanzable para el PP, pero necesita amarrar la mayoría absoluta que, de momento, sólo es una realidad en las encuestas.


En diez meses, los andaluces habrán acudido tres veces a las urnas. Las dos elecciones anteriores, las municipales de mayo y las generales de noviembre, las ganó por primera vez el PP. Solo quedan por disputar las autonómicas, las más reñidas en tres décadas, y los partidos van a dejarse la piel en esta batalla. El PSOE, que parte en desventaja según los sondeos, pondrá en valor el haber mantenido las políticas sociales a salvo de los recortes. Los socialistas agitarán la confrontación con el Gobierno de Rajoy, explotarán los efectos para Andalucía del duro paquete de ajustes del Ejecutivo y presentarán al PP como un partido que no es de fiar, que promete una cosa en campaña y luego hace la contraria cuando gobierna. Repetirán machaconamente que el PP siempre se negó a subir impuestos y nada más llegar a La Moncloa incumplió esta promesa. El PSOE andaluz promete hacer una campaña en "positivo" para "hablar de Andalucía", del paro y de la "falta de financiación", dijo ayer el candidato socialista. A su juicio, el PP "difícilmente va a poder vender otra cosa que no sea" el fraude de ayudas públicas que se investiga en los juzgados.


Efectivamente, buena parte de la estrategia electoral del PP pivotará sobre la trama de los ERE, un escándalo que los populares presentarán como consecuencia de los "abusos del régimen socialista". El partido de Javier Arenas, que está personado en la causa que instruye la jueza Mercedes Alaya, está obteniendo mucho rédito político con el caso de los ERE, pero sus expectativas electorales han ido creciendo, sobre todo, conforme lo han hecho las cifras del paro -ya hay 1,2 millones de desempleados en Andalucía-. Ayer tres dirigentes populares definieron el mandato socialista como el "caos absoluto" y "fracaso tras fracaso".


Durante la campaña, el PP deberá concretar sus propuestas ambiguas de gobierno y dejar claro de dónde recortará para cumplir con el déficit. Su promesa estrella, aliviar la presión fiscal, ya ha quedado aparcada por su "preocupación" por el estado real de las cuentas andaluzas. La estrategia del PP para poner en duda la solvencia de Andalucía -Arenas llegó a hablar de suspensión de pagos- ha desencadenado un duro enfrentamiento con la Junta y se perfila como otro de los temas calientes de la campaña andaluza.


En medio de la pelea entre los grandes partidos se sitúa IU, que puede tener la llave de gobierno si el PP no logra la mayoría absoluta. El líder de la formación, Diego Valderas, intentará presentarse como la única alternativa de izquierdas para morder el pastel del electorado que dé la espalda al PSOE. Está por ver el papel que jugará UPyD y si será "determinante", como prevé el partido de Rosa Díez. Las elecciones del 25 de marzo serán el tercer asalto a la Junta de Diego Valderas, el cuarto intento para Arenas y el primero para Griñán.

congreso del psoe. Pero antes de que se celebren las autonómicas, PSOE y PP renovarán sus direcciones federales en Sevilla. Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón se medirán en el congreso socialista que tendrá lugar este fin de semana. El secretario general del PSOE-A, que presidirá el cónclave, insiste en mantener lo que ha llamado "neutralidad activa" para evitar decantarse por un candidato. Apostar por el perdedor pondría en riesgo su débil liderazgo ante las urnas. No habrá pronunciamiento oficial de la ejecutiva, pese a que miembros de la dirección regional y del Gobierno andaluz ya han dejado claro sus preferencias. Griñán reconoció ayer que en el congreso habrá "pugnas", pero aseguró que "todos estaremos unidos detrás de la persona que consiga la Secretaría General".

  • 1