domingo, 21 abril 2019
23:06
, última actualización
Local

Arroja lejía a su novia y se la bebe al ser detenido

Un hombre fue detenido el martes en Granada tras agredir presuntamente a su pareja, a la que le arrojó una botella de lejía a la cara.

el 20 ene 2010 / 21:23 h.

TAGS:

Un hombre, cuya identidad responde a las iniciales A.C.G. y de nacionalidad boliviana, fue detenido el martes en Granada tras agredir presuntamente a su pareja, a la que arrojó una botella de lejía a la cara. Los hechos se produjeron en presencia de una niña mejor de edad, que compartía la vivienda con ellos, y "agobiado" por la intervención de los vecinos, el presunto agresor se bebió de la botella de lejía y quedó inconsciente.


Los hechos ocurrieron sobre las once de la noche del martes en una vivienda situada en la calle Recogidas de la capital granadina, donde varios vecinos, alertados por la situación que se vivía en la casa, avisaron a la Policía Local de que se estaba produciendo un episodio de violencia de género.


Al personarse en la vivienda, los agentes encontraron al detenido "tirado en el suelo, en un charco de vómitos", por lo que requirieron la intervención de los servicios sanitarios del 061, que lo trasladaron hasta el Hospital Clínico de la capital.


Por su parte, la mujer, que ya ha anunciado su intención de denunciar al joven boliviano, relató que el detenido llegó a casa "borracho y en una actitud agresiva". Ante las constantes amenazas de muerte por parte de éste, la mujer optó por refugiarse en una de las habitaciones de la casa, pero de nada sirvió pues el hombre acabó entrando por la fuerza.


En ese momento, "una niña menor se interpuso entre ellos, recibiendo ésta golpes y empujones por parte del presunto agresor. Luego agarró a la mujer del cuello y la lanzó contra el suelo", según relataron diversas fuentes.


Los vecinos entraron a socorrer a la mujer y trataron de inmovilizar al joven, que en ese momento se dirigió a la cocina de la casa y cogió una botella de lejía que vertió sobre la cara de su pareja.


Posteriormente, dio varios tragos a la botella, que le provocaron una intoxicación y le dejaron inconsciente en el suelo. Los agentes, que encontraron al joven sobre un charco de vómitos, pretenden tomar declaración al presunto agresor una vez que éste se haya recuperado completamente y haya sido dado de alta en el hospital.

  • 1