Local

Artes populares sin pueblo

Los datos sobre visitantes de los museos sevillanos indican una caída en el de Artes y Costumbres Populares y prestan una ocasión para reflexionar sobre este centro que, de algún modo, milita en la segunda división museística...

el 14 sep 2009 / 21:25 h.

Los datos sobre visitantes de los museos sevillanos indican una caída en el de Artes y Costumbres Populares y prestan una ocasión para reflexionar sobre este centro que, de algún modo, milita en la segunda división museística y, a mi juicio, está armado con elementos tan diferentes y de tan diverso nivel que se convierte en un espacio sin unidad y, a este paso, sin pueblo. Para empezar, la base museística de ciertas labores y artesanías no existe por la sencilla razón de que aquí siguen estando vivas. Un traje de flamenca de hace 80 años difiere poco del actual y ahí están para probarlo carteles de Hohenleiter, por ejemplo. Lo mismo sucede con muchas artesanías, que continúan tan vivas como hace siglos.

De museo son, en cambio, las cerámicas modernistas de Pickman o los carteles de las Fiestas de Primavera que deberían estar (sobre todo estos últimos) junto a otras obras de los mismos autores en el de Bellas Artes y con más razón cuando abra su segunda sede. Y, sobre todo, fondos como el fotográfico de Mario Fuentes o el musical que, perfectamente clasificados, son un tesoro bajo tierra. Al Museo le haría falta más dinero y dinamismo en eventos temporales ligados con la creación de artes cotidianas (trajes, bordados, orfebería...). Y cambiarle el nombre, porque desde que Warhol pintó la lata de tomates Campbell eso de las artes populares no se sabe muy bien qué es.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1