sábado, 20 abril 2019
10:05
, última actualización
Cultura

Arturo Pérez-Reverte: "He llegado tarde a Internet"

El escritor murciano presentó en Sevilla su última novela, ‘El asedio’.

el 07 abr 2010 / 18:05 h.

Aunque la red hierve de comentarios de lectores fervorosos, Arturo Pérez-Reverte, cuyo club de fans en facebook roza los 5.000 seguidores, asegura no estar hecho para internet. "Nací en el 51, soy de una generación que ha crecido entre papeles y libros más que frente a una pantalla. Además, soy de los torpes. Sé que internet le hace la vida más fácil a la gente, pero a mí me la complica: tardo mucho menos en encontrar lo que busco acudiendo a mi biblioteca. Hasta el correo electrónico lo abro sólo una vez por semana. Es un mundo al que he llegado tarde".

El escritor cartagenero visitó ayer Sevilla para presentar su última novela, El asedio (Alfaguara) junto a dos buenos amigos, el profesor Rafael de Cózar y el periodista Jesús Vigorra, en el hotel Alfonso XIII. Dicha obra, que ha vendido 150.000 ejemplares en poco más de un mes, recorre el Cádiz de principios del XIX, asediada por las tropas napoleónicas y con las Cortes a punto de promulgar la Constitución liberal de 1812.

Para ello ha concebido una "novela de novelas", en la que se entrecruzan tramas tan diferentes como la persecución de un asesino en serie o la historia de amor, a lo Jane Austen, entre una millonaria y corsario. "No hago novelas para que el lector diga ‘qué bien escribe el Pérez-Reverte', sino para que se venga a vivir conmigo. Las grandes palabras de la literatura me importan un bledo, lo que quiero es que la novela se viva. La palabra es eficacia: si un estilo burdo o torpe fuera eficaz, no dudaría en usarlo", añade el escritor.

De lo que asegura no poder prescindir Pérez-Reverte es del fondo histórico de la mayoría de sus novelas, pues "es una disciplina. Lo mío no son las novelas de Historia, la Historia es sólo una clave, un pre-texto para comprender el presente", asevera. "Walter Scott te recrea un mundo del pasado, pero hay obras que a lo que te ayudan es a reflexionar, en este caso, sobre la España del siglo XXI. Y eso no es manipulable. Es como un mecano en el que no puedes permitirte quitar ninguna pieza, porque se te puede tambalear".

Por otra parte, Arturo Pérez-Reverte admite que novelas como El asedio entrañan no poca complejidad, pero que nadie espere que se haga el mártir. "Una novela puede ser complicada, pero el lector no debe pagar la factura. Soy de la opinión de que hay que facilitar las cosas, yo no le exijo ningún desafío. Esa aparente facilidad cuesta muchos años de trabajo. La aparente falta de estilo es también un estilo", apostilla.

  • 1