Economía

Asaja advierte de que los agricultores perciben por su aceituna la mitad de lo que se cobraba hace 15 años

el 14 sep 2011 / 14:01 h.

La organización agraria Asaja-Sevilla ha repartido esta mañana  5.000 kilos de aceituna de mesa y ha ofrecido una degustación de las  principales variedades de este producto de la provincia para llamar  la atención de todos los consumidores, de la Administración y del  resto de eslabones de la cadena comercial --industriales y  distribución--, que sí obtienen beneficios con este producto, ante la  grave crisis que padece el sector.  

El acto reivindicativo ha tenido lugar en la explanada delantera  del Edificio Sevilla 2, donde se han dado cita cientos de ciudadanos,  a los que, durante más de una hora, se les ha hecho entrega de una  muestra de este producto emblemático de la agricultura sevillana, así  como de las reivindicaciones del sector, con el fin de apelar a su  comprensión, ya que, como ha asegurado el presidente de  Asaja-Sevilla, Ricardo Serra, "también de los consumidores depende  que mañana, cuando circulemos por las carreteras de Andalucía,  continuemos viendo olivares y pueblos vivos, por lo que hoy les  pedimos que consuman aceituna de mesa de Sevilla".

Durante el acto, que se ha desarrollado bajo el lema 'Por la  Supervivencia de la Aceituna de Mesa', han podido leerse carteles con  diversas denuncias y reivindicaciones, como 'No más abusos de la  industria y la distribución', 'Consejera, cumple con la aceituna de  mesa', 'Precios justos para la aceituna de mesa', 'Del campo al  consumidor, siete veces su valor' o 'Consejera, no maltrates a los  olivareros andaluces'. Frente a la mesa de entrega, los agricultores  han colocado dos olivos arrancados, simbolizando el imparable  abandono de esta actividad, cada vez menos rentable.

El presidente de Asaja-Sevilla, Ricardo Serra, ha señalado que  "los productores de aceituna de mesa preferimos hoy regalar la  aceituna de mesa que seguir malvendiéndola; éste es el último recurso  que nos queda tras varios años de promesas baldías, de engaños y de  inacción por parte de las Administraciones".

Y es que, como ha afirmado Serra, los agricultores perciben por su  aceituna la mitad que hace 15 años, "mientras que los costes de  producción y de recolección nos asfixian, aumentando en más de un 70  por ciento, lo que ha llevado a que en los diez últimos años 6.500  olivareros de verdeo hayan tenido que abandonar esta actividad, y  hoy, antes de que acabe el día, otros dos productores de aceituna de  mesa de Andalucía tendrán que echar el cierre, porque los olivareros  son los únicos que pierden  en este negocio (0,27 euros por cada kilo  de aceituna producido), mientras que los industriales ganan 0,20  euros por cada kilo que procesan y los distribuidores ganan 0,27  euros por cada kilo que venden en los lineales".

Serra ha recordado que los aceituneros son necesarios para  mantener la actividad en el mundo rural, ya que "es en los pueblos  donde está nuestro pan y nuestro trabajo". Tan sólo en la provincia  de Sevilla trabajan en esta actividad más de 45.000 personas y se  genera más de un millón y medio de jornales, por lo que, como ha  recordado Serra, "si los aceituneros de aceituna de mesa caen, *quién  va a dar este empleo?".

Durante el acto reivindicativo, Asaja-Sevilla ha demandado,  además, medidas fiscales, que las Administraciones cambien las normas  para poner límites a los abusos en los márgenes comerciales de la  cadena de distribución, así como un plan de reestructuración del  sector, prometido por Consejería de Agricultura desde hace más de dos  años.

  • 1