lunes, 19 noviembre 2018
04:17
, última actualización
Cofradías

Asenjo califica la tesitura actual de "verdadera emergencia social"

El arzobispo señala que “los últimos cuatro años están sido especialmente duros para los pobres”

el 07 jun 2012 / 19:08 h.

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, calificó ayer de "verdadera emergencia social" la situación que ha generado la crisis después de unos "cuatro últimos años que están siendo especialmente duros para los pobres, los parados, los inmigrantes, los sin techo y para cientos de familias".


En su homilía durante la misa de la solemnidad del Corpus Christi en la Catedral, el prelado hizo referencia al espectacular aumento de las demandas de auxilio a Caritas. "Cada vez son más las personas que solicitan ayuda para pagar la hipoteca, el alquiletr de su vivienda, los recibos de la luz y del agua, mientras las parroquias reclaman a Caritas alimentos para distribuir... Estamos ante lo que algunos han llamado con razón una verdadera emergencia social, que genera dolor sin cuento, desesperanza y múltiples sufrimientos".


Asenjo recordó que a lo largo de la historia de la Iglesia, las catedrales han sido siempre "hogares de caridad" y se congratuló de la iniciativa del Cabildo Catedral de Sevilla de destinar el importe correpondiente a dos días de las entradas de la visita turística a colaborar con Caritas. El arzobispo centró su intervención en el sacramento eucarístico, "fuente y cima de toda la vida cristiana" y emplazó a los fieles a implicarse en el culto de adoración al Santísimo. "No nos cansemos de acudir cada día a visitarlo, de doblar las rodilas para adorarlo, de pasar largas horas ante esta presencia estimulante y alentadora". En esta línea, Asenjo expresó su deseo de que la Catedral sevillana, "conocida en todo el mundo por sus dimensiones, por su belleza y por la magnificiencia de la custodia del Corpus, se distinga también por la devoción y el culto eucarístico". "No dejemos que la perspectiva cultural y el turismo ahoguen o desvirtúen esta finalidad fundamental, primigenia y casi única de nuestra Catedral", concluyó el prelado, quien sugirió adoptar "iniciativas" que permitan "que los cientos de visitantes que cada día traspasan sus umbrales perciban desde el primer momento que han llegado a la casa del Dios vivo y al santuario de su presencia".

  • 1