jueves, 13 diciembre 2018
16:00
, última actualización
Cofradías

Asenjo combate la "plaga" de rupturas matrimoniales

El arzobispo inaugura un Centro de Orientación Familiar en Triana, el tercero en la Archidiócesis

el 16 jun 2012 / 16:57 h.

Monseñor Juan José Asenjo, ayer en la inauguración del Centro de Orientación Familiar de Triana.

En marzo de 2011 se inauguró el primero en Dos Hermanas. Le siguió el de Tomares, puesto en marcha hace sólo unos días. Y ayer abrió sus puertas en la calle Ardilla el Centro de Orientación Familiar (COF) de Triana-Los Remedios, el primero que se implanta en Sevilla capital. Y no será el último.


El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina , avanzó ayer en el acto de inauguración de este servicio de atención integral a matrimonios en dificultades, que, además del COF de Osuna, que se inaugurará en próximas fechas, la parroquia sevillana de San Sebastián, con su párroco a la cabeza, Isacio Siguero, se ha brindado para poner en marcha y sustentar un nuevo centro de apoyo a la familia que utilizará como sede las propias dependencias parroquiales del templo del Porvenir. "Ya serían cinco (centros), y sería el último de momento". Todos ellos estarán amparados bajo el paraguas de una futura Fundación Diocesana de Centros de Orientación Familiar, aclaró el arzobispo.


Antes de proceder, isopo en mano, a la bendición de las instalaciones del nuevo centro trianero, sustentado y patrocinado por las siete hermandades de penitencia del barrio, el arzobispo hizo hincapié en que "en pocas épocas ha sido necesario un apoyo a la familia como ahora mismo". Reconoció que la familia está atravesando una "profunda crisis como consecuencia de la secularización, pero también de leyes injustas" y censuró que "muchas de las leyes que se han decretado en los últimos tiempos, lejos de ayudar, lo que hacen es desintegrar a las familias y destruirlas".

El prelado recordó una palabras pronunciadas por el Papa Benedicto XVI en Valencia en agosto de 2006 animado a los obispos a "crear redes de apoyo y mano cercana de la Iglesia" para ofrecer acompañamiento a los matrimonios en dificultades y fortalecer la cohesión familiar, sobre todo en los momentos críticos, pero también para ayudarlos en la educación y la crianza de los hijos.

Bajo la dirección espiritual de Juan Luis García, párroco de San Joaquín, un equipo de cuatro matrimonios voluntarios, encabezados por los directores del proyecto, Javier Godoy y Beatriz Melguizo, se encargarán de escuchar, previa cita, a las parejas para conocer su problemática y derivarlas a una atención más profesional. Es la respuesta de la Iglesia a la "plaga" de rupturas matrimoniales.

  • 1