jueves, 13 diciembre 2018
16:25
, última actualización
Cofradías

Asenjo cree «irrealizable» la idea de llevar a la Macarena a Roma

El arzobispo califica de «pintoresca» la propuesta y dice que ni el Papa ni él lo van a pedir

el 30 nov 2014 / 12:50 h.

beatificacionAdiós a un sueño. El arzobispo de Sevilla agradece la «buena voluntad» de los gestores de la hermandad de la Macarena pero considera «irrealizable» que la Virgen de la Esperanza pueda viajar a Roma con motivo de la canonización de Madre María de la Purísima, una ceremonia prevista para el mes de octubre de 2015 en la Plaza de San Pedro. Juan José Asenjo, en declaraciones a El Correo de Andalucía, manifestó ayer que ni el papa Francisco ni tampoco él mismo van a solicitar una cosa así, y calificó la propuesta de llevar a la Virgen a Roma de «un poco pintoresca». Asenjo, que ayer inauguró en el seminario metropolitano de Sevilla el primer encuentro diocesano de la Acción Conjunta contra el Paro, argumentó que «lo normal es que la ceremonia de canonización de la Madre María de la Purísima tenga lugar en el marco de una canonización más amplia. El domingo pasado ha habido una canonización de cuatro o cinco beatos. Si cada uno queremos llevar nuestra Virgen particular, pues eso no…  no es viable. Nadie lo va a pedir». Además, cree el prelado que es «una propuesta un poco pintoresca», y precisó: «Con todo el cariño que tenemos a la Macarena, el Papa no va a pedir algo así. Ni lo va a pedir el Papa ni tampoco el arzobispo». Asenjo agradece, de todas formas, «la buena voluntad» de los gestores de esta hermandad, que hace cuatro años respondieron solícitos a la petición del Arzobispado de Sevilla de llevar a la Macarena al Estadio Olímpico de Sevilla para presidir en tan frío escenario la ceremonia de beatificación de Madre María de la Purísima. «Yo valoro la buena voluntad del hermano mayor o de las personas que hayan hecho la propuesta, pero desde luego es una propuesta que es irrealizable», concluyó. El arzobispo de Sevilla apaga de esta forma una mecha encendida días atrás cuando el hermano mayor de la Macarena, Manuel García, sorprendió a muchos feligreses al no descartar enviar esta imagen al Vaticano para estar presente durante la ceremonia de canonización de la Madre María de la Purísima (Madrid, 1926- Sevilla, 1998), el próximo mes de octubre. A preguntas de los periodistas, García aseguró entonces que aunque «es difícil y muchos hermanos se opondrían», se estudiaría la petición de trasladar la dolorosa a Roma si ésta proviene del Papa o del arzobispo de Sevilla, JuanJosé Asenjo. De hecho, según afirmó el hermano mayor, para él llevar a la Macarena ante Su Santidad «sería grandioso». Incluso el capataz macareno, Antonio Santiago, soñaba con esta idea en el programa La Pasión de El Correo TV:«Es una magnífica ocasión para llevar la Esperanza a Roma». La hermandad de la Macarena se encuentra muy unida a la comunidad de las Hermanas de la Cruz, cuyo convento casa madre visita cada Madrugá durante la estación penitencial de la cofradía. Las religiosas de la congregación que fundara Santa Ángela de la Cruz se encargan de cambiar la ropa interior de la dolorosa cada vez que se produce un cambio de vestimenta. En la Basílica de la Macarena se da culto en una capilla a dos imágenes de Santa Ángela de la Cruz y Madre María de la Purísima. El postulador de la causa ya se mostró contrario. El postulador de la causa de canonización de Madre María de la Purísima, el capuchino Alfonso Ramírez Peralbo, ya se mostró contrario a que la Virgen de la Macarena viajara a Roma en una fecha tan especial para las religiosas de la Compañía de la Cruz como será la de la canonización de Madre María de la Purísima. Ni siquiera la singularidad de que el milagro que subirá a los altares a la ahora beata haya recaído sobre un armao de la Macarena parece motivo suficiente como para justificar un viaje así. En declaraciones a El Correo de Andalucía, el postulador de la causa señalada que, aunque no es un asunto de su competencia, «es descabellado y está fuera de sitio» plantear una cosa así. El capuchino aportaba los mismos argumentos en los que ayer incidió el prelado sevillano: llevar a la Macarena a una ceremonia donde se canonizará a más santos sería «singularizar a la Virgen con uno de los nuevos canonizados». Ramírez Peralbo insistía en que la Santa Sede cuida al extremo este tipo de ceremonias, en las que al público asistente se le pide que no toque las palmas, que no ondee banderas ni enarbole pancartas, de ahí que su consejo a la hermandad de la Macarena fuese «que no muevan nada en este sentido». Una vez reconocida en Roma la curación milagrosa de Francisco José Carretero Díez, miembro de la Centuria Macarena conocido cariñosamente como Carre, atribuida a la intercesión de Madre María de la Purísima, la canonización de la que fue durante 22 años sucesora de Sor Ángela está prevista para el mes de octubre de 2015, coincidiendo con la clausura del Sínodo de la Familia.

  • 1