martes, 13 noviembre 2018
00:21
, última actualización
Local

Asenjo cree un clamor popular la cadena perpetua

El arzobispo de Sevilla disculpa las declaraciones del obispo de Tarragona contra los homosexuales a los que considera que "hijos de Dios" y como tal "tengo que quererlos".

el 27 ene 2012 / 12:35 h.

TAGS:

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, justificó ayer la implantación de la cadena perpetua que plantea el Gobierno ya que, a su juicio, esta medida responde a "un clamor" social. Preguntado por las reformas legislativas esbozadas por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, Asenjo respondió asegurando que "ésta es una cuestión técnica en la que la Iglesia no tendría mucho que decir, sino respetar las decisiones de los poderes públicos". Y añadió: "Sí tengo la impresión de que en un sector muy importante de la sociedad esto es un clamor. Entonces no me parece mal que las instituciones públicas atiendan al grito, al clamor de la gente que pide unas penas proporcionadas a delitos especialmente cruentos o graves".

 

Asenjo realizó estas declaraciones durante la presentación de la nueva publicación diocesana on line Archisevilla Digital, una revista gratuita de periodicidad semanal -aparecerá cada viernes- y que consta de 12 páginas en las que se ofrece la actualidad diocesana, la carta pastoral del arzobispo, reportajes, así como distintas secciones fijas, como las dedicadas a hermandades, patrimonio histórico artístico de la Iglesia, comentarios litúrgicos y La Iglesia piensa.

El arzobispo deseó una larga vida a esta nueva publicación diocesana y mostró su deseo de que algún día también puede publicarse en papel "para las personas más sencillas".

El arzobispo de Sevilla manifestó ayer que el obispo de Tarragona no ha querido ofender a los homosexuales al asegurar que "hay comportamientos que no son adecuados ni para la persona ni para la sociedad". A su juicio, Jaume Pujol lo que quiso con estas declaraciones es dejar clara la doctrina de la Iglesia. Asenjo señaló por su parte que los homosexuales "son hijos de Dios, la Iglesia los acoge y los quiere acompañar", al tiempo que recordó que durante su etapa como obispo de Córdoba favoreció que un cura de la diócesis hiciera una tesina sobre "el acompañamienro pastoral de las personas homosexuales". El prelado sevillano se refirió a este colectivo asegurando que "son hijos de Dios; yo los tengo que querer, lo cual no quiere decir que yo tenga que canonizar esos hechos que para la doctrina de la Iglesia encierran una determinada calificación moral".


  • 1