domingo, 24 marzo 2019
22:50
, última actualización
Deportes

Así será Río de Janeiro 2016

Rio de Janeiro usará sus principales símbolos como Maracaná, la playa de Copacabana, el popular Sambódromo o el Cristo Redentor para celebrar los Juegos de 2016, que tendrán el presupuesto más alto de los que se propusieron ayer en Dinamarca.

el 02 oct 2009 / 21:30 h.

TAGS:

Río de Janeiro usará como presentación para los Juegos Olímpicos de 2016 todos los reclamos turísticos de la ciudad como Maracaná, la playa de Copacabana o el popular Sambódromo, en lo que es el proyecto más caro de los cuatro presentados ayer en Copenhague.

El Maracaná entró en la leyenda en 1950, el año de su inauguración, cuando Uruguay arrebató la final del Mundial a los anfitriones, ante unos 174.000 espectadores. Ahora, volverá a ser el centro de las miras cuando reciba las ceremonias de apertura -el 5 de agosto-, y de clausura, -el 21 del mismo mes- de la cita olímpica, un hecho que provocará que por primera vez en la historia ambas no se den en el estadio del atletismo, el Joao Havelange.Su hermano menor, el pabellón Maracanazinho, recibirá el voleibol, completando una de las cuatro zonas en las que se dividirán los Juegos.

En la distante área de Barra de Tijuca se ubicará el corazón de los Juegos, con la Villa y el Parque Olímpico, que cuenta con las instalaciones en las que se disputará la mitad de las pruebas, como gimnasia, baloncesto, natación, tenis, halterofilia o ciclismo. El parque acuático María Lenk, con 12.000 asientos, recibirá el waterpolo y pabellón Arena Olímpica, la gimnasia, mientras que el Riocentro, mayor centro de convenciones de América Latina, se adaptará para celebrar pruebas de cinco modalidades diferentes.

En esa región también se encontrará un centro de entrenamiento de alto rendimiento, que se considera como la joya del proyecto olímpico de Río por el legado que dejará para el país. Este centro ocupará el espacio del principal pabellón de natación, cuya piscina estará rodeada de gradas temporales con 18.000 asientos, que se desmontarán después de los Juegos para dar espacio a las instalaciones de alto rendimiento.

En la zona más turística de Río se intentará aprovechar al máximo las bellezas de la ciudad, con las competencias de voleibol playa en las arenas de Copacabana y de vela en la bahía de Guanabara, al abrigo del célebre cerro del Pan de Azúcar. Todo el litoral carioca será aprovechado para disputar las pruebas de ciclismo en ruta y las carreras de larga distancia, incluyendo el maratón, que concluirá en el Sambódromo. Así, como el Cristo Redentor ‘presenciará’ las pruebas de vela. 

EL PROYECTO MÁS CARO. Brasil, que se convirtió en la primera ciudad sudamericana que albergará unos Juegos Olímpicos, cuenta con el proyecto más caro de los cuatro examinados ayer, con 13.920 millones de dólares. En total, la candidatura carioca destinará el 72 por ciento de su presupuesto a acometer las numerosas obras, incluyéndose en las mismas las reformas para ampliar el metro y el aeropuerto.

33 INSTALACIONES. Río ofrecerá 33 instalaciones, diez de las cuales ya están terminadas; ocho serán reformadas y nueve serán construidas, además de seis que se instalarán de forma temporal.

LA VILLA OLÍMPICA, BIEN SITUADA. La Villa Olímpica contará con 32 edificios de doce plantas y tendrá 17.700 camas, lo que permitirá a los deportistas llegar a pie en menos de diez minutos a sus centros de competición.

EL TRANSPORTE, LA DUDA. Tanto la Villa como la mayoría de las instalaciones están ubicadas a unos 35 kilómetros de la principal área hotelera, por lo que si el transporte no funciona a la perfección podría haber problemas.

FIESTA DESDE AYER. Desde que se conoció la designación, Río de Janeiro empezó con las celebraciones. Miles de personas salieron a la calle entre risas y lágrimas, parra llenar Copacabana, donde se retransmitió la decisión adoptada por el COI.Además, el gobierno de Lula decretó una jornada de descanso para festejar el acontecimiento.

  • 1