domingo, 18 noviembre 2018
04:10
, última actualización
Local

Atasco y semáforos para el Centro

Los autobuses del 27 y 32 ya llegan al Duque, aunque ayer se instalaban aún semáforos y vallas para proteger al peatón. En hora punta ya se produjeron retenciones, mientras los usuarios pedían información

el 02 nov 2011 / 19:31 h.

TAGS:

La línea 32 ya llega hasta la plaza del Duque.

Los usuarios de las líneas de Tussam 32 y 27 estaban ayer muy contentos con la prolongación del recorrido hasta la plaza del Duque, pero los del 10, 11 y 12 no lo estaban tanto. Los conductores de los autobuses criticaban la lentitud con la que tienen que circular por el nuevo trazado, los comerciantes estaban encantados y los peatones, enfadados. Con todo, los atascos, los nuevos semáforos aún sin funcionar y la desinformación reinaron ayer entre Ponce de León y el Duque.

"Es de sentido común que el 32 llegue hasta el Duque, porque una lanzadera para tan poco trayecto es de locos, una pérdida de tiempo y de dinero, porque el bonobús con transbordo es más caro". "Yo voy (desde la Campana) a San Lázaro, así que cojo el 10 en Ponce de León y ahora tengo que esperar toda la cola del 27 o del 32, mientras que antes la CC era muy rápido y tenía poca gente". Elena Rodas y María del Carmen García son dos de las usuarias de Tussam que ayer comentaban las novedades, atónitas por las colas ante las paradas del 32 y del 27 en la Campana. Unas paradas, por cierto, sin marquesinas. "Y cuánto llueva, ¿qué?", criticaban José Herrera y Carmen Cota, satisfechos por poder llegar de la Gran Plaza a la Campana sin transbordar.

Pero no era éste -el de las marquesinas- el único punto que el Ayuntamiento tendrá que mejorar. Las líneas 27, 32, 41 y B5 de Tussam se adentran ya más en el Centro, pero tal prolongación arrancó ayer sin que estuvieran terminadas las medidas acordadas por el Consistorio para proteger al peatón.

Se quieren evitar atropellos en la esquina de la Campana con el Duque, así que se instalaron dos pasos semafóricos, que ya existían antes de la puesta en marcha del Plan del Centro derogado por el PP. Así como se colocarán vallas (del estilo de las del Paseo Colón a la altura de la Torre del Oro) para que el peatón no cruce la calzada por otro sitio que no sea el paso de peatones, según fuentes consultadas. Y es que con la parada del 32 y 27 en el Duque, el tráfico se ha complicado, por eso el Consistorio decidió poner medidas "para evitar atropellos". Incluso rezan ya señales verticales con el mensaje: "Atención peatón, respete el semáforo". Eso sí, las vallas se quitarán para Semana Santa y, por lo menos ayer, la Policía Local regulaba el tráfico en el Duque e impedía la entrada de coches por puntos como Almirante Apodaca. No obstante, nadie pudo evitar los atascos en horas punta.

La doble fila, la carga y descarga, la aglomeración de taxis y coches ralentizaba el paso de los autobuses y así lo denunciaban sus conductores. "Cuando pasen dos o tres días ya no habrá Policía Local y volveremos al atasco de siempre. Yo antes me fijé en un chaval con una sudadera roja y ha llegado a la Campana al mismo tiempo que nosotros. Hay que mejorar la velocidad. El semáforo a la altura de Santa Catalina, por ejemplo, es eterno", indicaba un empleado de Tussam.

Mientras que muchas personas se hacían un lío con la ubicación de las nuevas paradas del 27 y 32 desde Ponce de León hasta el Duque, los conductores notaban más afluencia de pasajeros y no se cansaban de informar: "La última parada es ésta, en el Duque y, la de vuelta está en la Campana, no aquí". María, con 80 años muy bien cumplidos, se subió en Imagen pensando que podía dar toda la vuelta.

Desde la Campana, Mari Carmen Migens afirmaba que iba a Miraflores, así que también quería llegar a Ponce de León para subir en el 11 o 12. "¡Y mira que cola en el 27 y 32! Antes el CC funcionaba muy bien", decía, ante la alegría de los usuarios de las líneas que ya no tenían que transbordar o dar un paseo. Según Tussam, 6.500 personas, más otras 1.500 que captarán desde la zona de Nervión. "Y cuántos no estamos contentos", replicaba ayer Fernando Navarro tras cruzar de acera en el tercer intento.

Precisamente la Asociación de Peatones de Sevilla advirtió ayer de la "alta posibilidad" de atropellos en la zona tras la vuelta de los autobuses, una inseguridad que ya aumentó en Águilas, Baños, Zaragoza o San Luis tras la derogación del Plan del Centro. La asociación pidió que los principales ejes del Centro sean zonas 30 (máxima velocidad) y que el resto de calles residenciales sean de prioridad peatonal.

  • 1