miércoles, 20 marzo 2019
10:20
, última actualización
Local

Aterriza en Torrejón el avión con los restos mortales de Rosa Crespo

En el aeropuerto se encuentran sus familiares, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, la ministra de Defensa, Carme Chacón, y los máximos responsables del Cuerpo Nacional de Policía.

el 22 ene 2010 / 10:12 h.

TAGS:

Agentes de la Policía Nacional llevan a hombros el féretro con el cadáver de Rosa Crespo.
Los restos mortales de la subinspectora Rosa Crespo, fallecida en el terremoto que ha devastado Haití, han llegado esta mañana a la base aérea de Torrejón de Ardoz, donde la esperaban sus familiares, arropados por la cúpula de Interior, encabezada por el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba.

 

El responsable de las fuerzas de seguridad y la ministra de Defensa, Carme Chacón, han recibido a la subinspectora, junto a la Junta de Gobierno del Cuerpo Nacional de Policía, encabezada por su director Francisco Javier Velázquez y el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho.

El féretro ha salido del avión minutos después de que lo hicieran algunos de los equipos de rescate españoles desplazados a la zona, que también han regresado a España en el mismo Boeing 707.

A hombros de agentes de la Policía Nacional, envuelto en la bandera nacional, el féretro ha desfilado por la pista aérea al son de una marcha fúnebre, interpretada por la banda sinfónica de la Policía.

La emoción era evidente en los rostros de los agentes que portaban el ataúd, que lo acariciaban con sus guantes blancos en una muestra de cariño, hasta depositarlo en un túmulo frente al avión.

La madre de Rosa, su marido, sus dos hijas -de 16 y 13 años- y una hermana han seguido con dolor el acto, en el que el ministro ha impuesto a la agente, de 47 años, la medalla de plata al mérito policial.

Tras la imposición de la medalla a título póstumo, el capellán castrense de la Policía ha oficiado una ceremonia religiosa, que también ha sido traducida por una intérprete al lenguaje de signos ya que el marido y la madre de la agente son sordos.

El capellán ha recordado en un breve responso en memoria de la agente su inesperada muerte por la que, ha dicho, "nos sentimos abrumados y consternados", al igual por la de "tantos difuntos de Haití".

"Con el corazón lleno de dolor -ha continuado- ante la despedida de Rosa, su madre, su esposo, sus hijos, su familia, sus compañeros y amigos agradecemos al señor su presencia y su amistad".

Tras la ceremonia, el féretro ha sido trasladado por otros policías a un avión Hércules, que le traslada a Zaragoza, donde residía Rosa y donde se instalará la capilla ardiente.

Rosa Crespo, casada y con dos hijas, trabajaba para la misión de Naciones Unidas en Haití junto a otros cuarenta policías y guardias civiles españoles.


  • 1