lunes, 22 abril 2019
23:41
, última actualización
Local

Aumentan las multas por mutilar a perros peligrosos

La Junta impuso en 2012 una treintena de sanciones a dueños de estas mascotas, la mayoría por cortales orejas o rabo con fines estéticos

el 16 jun 2013 / 23:00 h.

TAGS:

Las multas que se imponen a los dueños de perros peligrosos están variando: si antes proliferaban las que se ponían por no llevarlos atados con cadena o con el bozal puesto, la Junta de Andalucía ha detectado que el año pasado se incrementaron las sanciones por mutilar a estos animales con fines estéticos, normalmente cortándoles las orejas o la cola, algo que sólo puede hacer un veterinario si existen motivos sanitarios. En 2012 se impusieron 42 expedientes sancionadores contra dueños de animales, 33 de ellos propietarios de perros peligrosos, a los que se multó sobre todo por mutilarlos, y en segundo lugar por no llevarlos atados y con bozal. El 95% de las mascotas registradas son canes El 95% de las mascotas registradas son canes Lo explica Carmen Capitán, responsable el Registro de Animales de Compañía de la Junta, que en 2012 alcanzó las 369.615 mascotas en Sevilla. El 95% son perros, de los que 6.241 están considerados peligrosos al pertenecer a razas como pit bull, rottweiler, doberman o dogo argentino. La multa por maltratarlos, lo que incluye cortarles por estética orejas o rabo, algo habitual en estas especies, “es de 2.001 euros, y se están imponiendo” para intentar atajar estas prácticas, afirma Capitán. En cualquier caso, estas mascotas suponen una gran responsabilidad porque la simple falta de inscripción en el registro se castiga con 2.405 euros. “Policías locales y Guardia Civil están incidiendo en la inspecciones; en la Feria reciente de un pueblo se pusieron a pasar el lector de chips a todos los animales del recinto ferial, fueran caballos, perros o lo que fuera”, explica Capitán. Al margen de los perros, que suponen el grueso de las mascotas registradas, en Sevilla pueden verse “sobre todo, loros y cacatúas; tortugas, bastantes hurones, conejos, cerdos vietnamitas y hasta ciervos en algunos municipios rurales”, asegura Capitán. A la responsable del registro de animales le extraña que haya tan pocas denuncias contra gatos –“será que son difíciles de coger para revisarles el chip”, bromea–, que tampoco se registran demasiado: en Sevilla suponen el 8% del total, pese a que es evidente lo habitual que es tenerlos como mascotas. El municipio con más animales registrados es Sevilla capital, con 90.588, de los que 82.628 son perros y 7.384 gatos, 329 hurones y 247 “aves y otras especies exóticas”. El que tiene menos mascotas es La Campana, con nueve. Capitán recuerda que el registro busca garantizar que se cumplan las garantías sanitarias y de seguridad –deben estar sanos, vacunados, llevar el chip–, pero también proteger al dueño frente al robo o pérdida del animal.

  • 1