Local

«Aún no hemos descartado movilizaciones en el inicio del curso»

Ha sido reelegido por segunda vez secretario regional de FETE-UGT en el VII Congreso del sindicato. Augura un año tenso en las relaciones con la Consejería de Educación, porque el curso próximo habrá elecciones en el sector

el 16 sep 2009 / 07:06 h.

TAGS:

Ha sido reelegido por segunda vez secretario regional de FETE-UGT en el VII Congreso del sindicato. Augura un año tenso en las relaciones con la Consejería de Educación, porque el curso próximo habrá elecciones en el sector.

-¿Cuál es el porcentaje de afiliación sindical exacto del profesorado andaluz?

-Entre el 7 y el 10% en la escuela pública. Más cerca del 7%. En el sector de la concertada hay más profesores afiliados, porque su inseguridad en el trabajo es mayor que la del funcionario docente.

-¿Y eso es mucho o muy poco representativo del sector?

-Es lo normal. En otros sectores profesionales existe más o menos el mismo porcentaje de afiliación que en la enseñanza.

-Parece que el inicio del curso el 10 de septiembre ha aplacado un poco las críticas de los sindicatos de profesores...

-No hay duda de que ha sido un gesto por parte de Mar Moreno ceder unos días sin que se lo hayamos pedido. Pero los sindicatos de enseñanza, en bloque, seguimos estando en contra. No compartimos que hayan relacionado el calendario escolar y el aumento de días lectivos con el éxito de los estudiantes y la conciliación de la vida familiar y laboral.

-¿Van a retomar las movilizaciones el próximo curso?

-Aún no está descartado que haya movilizaciones o medidas de presión de los profesores en el inicio del próximo curso. Todavía tenemos que reunirnos todos los sindicatos que estamos en contra del adelanto del curso para ver qué medidas de presión tomamos.

-¿Qué debería hacer la Junta para que el adelanto del curso no fuera el caos que vaticinan?

-Tendrían que estar todos los efectivos en sus puestos el 10 de septiembre, cosa que no ha pasado nunca. Las oposiciones son en junio, pero después están los traslados, las comisiones de servicio... eso dificulta crear las plantillas completas de cada colegio a tiempo para el inicio de curso. Educación tendrá que hacer un sobreesfuerzo para cubrir las vacantes. Pero después también habría que quitar papeleo al profesorado (plan de centro, proyecto educativo, programaciones...) Deberían permitir mantener la misma programación cuatro años y no obligar a presentar una nueva cada curso.

-¿Todos los docentes reprograman su asignatura cada año?

-Bueno, hay quien no la modifica respecto al curso pasado. Pero aunque sólo sea copiar y pegar, hay que hacerlo. Y no estamos seguros de que, después, la consejería tenga tiempo de revisar las programaciones de 55.000 tutores y los planes de centro de 4.000 colegios. Necesitarían un ejército de inspectores. Si lo hacen, lo harán muy a la ligera.

-¿Por qué ha sido éste un curso escolar tan crispado?

-Ha sido un curso atípico. En año y medio hemos tenido dos equipos de Educación. Pero el distanciamiento con la consejería, el que los profesores no se vean respaldados... eso venía de atrás. Teresa Jiménez se desgastó pronto porque no encontró consenso en temas importantes que requerían un acuerdo de todos. Griñán quiso poner en su lugar a alguien con más peso político para esa labor.

-Quizá lo más atípico fue el cisma entre padres y maestros.

-Sabíamos que, con nuestra oposición al adelanto del curso, íbamos a tener en contra a toda la sociedad. Pero es que hay que definir bien cuál es el papel de los padres en la escuela, y dejar claro que la acción educativa instructiva corresponde al profesorado. O tendríamos 25 modelos por aula, uno para cada alumno.

-¿Cuál es la mayor reivindicación que haréis a la Junta a un año de las elecciones sindicales?

-El aumento de la plantilla para bajar la ratio, desdoblar las clases y contar con más profesores de apoyo. Que haya clases particulares de refuerzo voluntarias por las tardes en todos los colegios.

  • 1