miércoles, 20 febrero 2019
20:37
, última actualización
Deportes

Australia busca confirmar las buenas sensaciones dadas en Alemania 2006

La selección de Australia, una de las gratas sorpresas del mundial de Alemania 2006, intentará cuatro años después en Sudáfrica confirmar las buenas sensaciones entonces ofrecidas y, para ello, confía en un bloque y un estilo similar, si bien en esta ocasión a las órdenes de Pim Verbeek

el 07 jun 2010 / 10:58 h.

  • FICHA TÉCNICA

    Entrenador: Pim Verbeek (Holanda)

    Capitán: Lucas Neill (32 años, Galatasaray)

    Palmarés: Campeón de la Copa Oceanía: 1980. 1996, 2000 y 2004



    Australia, hasta la cita sudafricana, ha participado en dos fases finales de Copa del Mundo y, curiosamente, ambas se celebraron en territorio alemán: 1974 y 2006.

    Eso sí, a diferencia de sus anteriores presencias mundialistas, a la cita africana llegan sin necesidad de eliminatoria de desempate y por vez primera mediante una clasificación directa de grupo. Ello debido a que los "Socceroos" estrenaron camino.

    Dejaron su "natural" zona oceánica, para afrontar las eliminatorias en la zona asiática. En catorce encuentros, se adjudicaron su grupo clasificatorio y se convirtieron en una de las primeras selecciones en obtener su billete directo para el primer mundial africano, permaneciendo además ocho partidos invicta.

    Lo consiguió bajo la dirección técnica del holandés Verbeek, quien se ve con la obligación de al menos igualar el buen registro mundialista logrado por su compatriota Guus Hiddink, que plantó a Australia en los octavos de final de Alemania'06, donde cayó ante Italia por un penalti en el último instante y tras un partido donde tutearon a los, después, campeones del mundo.

    Pim Verbeek, de 54 años, fue asistente de Guus Hiddink y Dick Advocaat, y sustituyó a Graham Arnold, el 6 de diciembre de 2007, tras dejar a la selección de Corea del Sur. Su trayectoria con combinados nacionales se había iniciado años antes siendo asistente con el de Emiratos Árabes Unidos y seleccionador de Antillas Holandesas.

    Precisamente, Verbeek fue ayudante de Hiddink en la selección de Corea del Sur que llegó a las semifinales de su Mundial en 2002 y, después, bajo sugerencia de su mentor, fue aupado a la dirección técnica de Australia.

    Pero el trabajo de Verbeek con el combinado nacional australiano tiene fecha de caducidad: es seguro que dejará el cargo tras Sudáfrica 2010, como así anunció hace meses el propio técnico.

    De la cita alemana en 2006, el combinado oceánico repite diez jugadores: el meta Mark Schwarzer; los defensas Scott Chipperfield, Lucas Neill y Craig Moore; los centrocampistas Tim Cahill, Jason Culina, Brett Emerton y Vince Grella; y los delanteros Josh Kennedy y Harry Kewell.

    Todos ellos prácticamente fijos en el once titular inicial de Pim Verbeek, lo que confiere al equipo australiano compenetración y experiencia para el intento de, al menos, superar una durísima primera fase en la que están enclavados en un grupo ciertamente difícil para sus intereses: Alemania, Serbia y Ghana.

    En la búsqueda de pasar ronda, el equipo se basará en una buena solidez defensiva, con un veterano y experto meta Schwarzer; un fútbol físico movido en medio campo por Grella y Culina; y la búsqueda del contragolpe y, especialmente, del remate del potente y espigado Josh Kennedy, temible por alto gracias a sus 194 centímetros de estatura.


    • 1