Economía

Ávila destaca la oportunidad para crear empleo y riqueza

La Agencia de la Energía percibe un tirón industrial para los municipios.

el 14 jul 2010 / 21:06 h.

Foto de familia de los organizadores, patrocinadores y ponentes de las jornadas.

Si hay un ámbito en el que Andalucía ha sabido posicionarse, aprovechando sus recursos naturales, ése ha sido el de las energías renovables, un sector de actividad que el consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, consideró que es hoy día "imprescindible" en la configuración del nuevo modelo productivo.

Ávila fue el encargado ayer de clausurar el encuentro Energías renovables como alternativa al modelo productivo en los municipios, organizado por El Correo, con una intervención en la que puso de relieve la posición de liderazgo que Andalucía ocupa tanto dentro como fuera del territorio nacional en este ámbito.

Así pues, defendió "sin rubor" que la comunidad "está a la cabecera y en la vanguardia tecnológica tanto en generación como en distribución" de este tipo de energía verde, circunstancia que refrendó con datos. "Andalucía lidera el sector de la biomasa en cuanto a potencia instalada, es de las primeras comunidades autónomas en instalaciones solares térmicas, es referente internacional en tecnología termoeléctrica, primera en producción de biodiésel, segunda en generación fotovoltaica y la cuarta en generación eólica".

Destacó que, aunque quedan cosas por hacer, otros miran ya el modelo andaluz, y recordó que España acaba de arrebatar a EEUU el liderazgo en producción de energía termosolar. La comunidad andaluza concentra la mitad de este tipo de plantas, indicó Ávila, para quien la región hace tiempo que planteó "como necesidad la sostenibilidad energética y como oportunidad para generar empleo y riqueza".

El consejero andaluz, que enumeró los primeros datos que anticipan el inicio de la recuperación económica, abundó en que los retos que hay por delante son "agilizar la recuperación" y consolidar ese cambio de tendencia, y, por otro lado, "hacerlo sobre pilares más sostenibles y más competitivos", aunque señaló que esa senda ya la recoge la Junta con su programa Andalucía Sostenible.

Por su parte, la presidenta de la Agencia Andaluza de la Energía, Isabel de Haro, no dudó al calificar las renovables como "una auténtica bendición para la realidad actual" de la comunidad, en referencia a su protagonismo en la recuperación.

De Haro destacó, en este contexto, que la relevancia de la energía verde no se constriñe a la generación. Gracias al liderazgo nacional en algunas ramas como la termosolar, explicó, atrae a la industria de componentes, a la vez que es uno de los sectores de más contribución a las actividades de I+D+I.

La también directora general de Desarrollo Industrial y Energético de la Junta de Andalucía, quien reiteró el carácter estratégico que desde la Administración autonómica se le confiere a las renovables, aprovechó las jornadas organizadas por este diario para insistir en la racionalización de la energía, es decir, la eficiencia y el ahorro, y aquí, sentenció, hemos de implicarnos todos cada uno en su parcela: empresas, administraciones y ciudadanos.

Isabel de Haro, asimismo, indicó que una "prioridad absoluta" para las energías renovables debe ser contribuir a mejorar la calidad del suministro eléctrico, especialmente especial en zonas rurales, donde las plantas eólicas, de biomasa, termosolares y fotovoltaicas pueden sustituir el despliegue de las grandes compañías eléctricas. No se trata de extensas instalaciones, explicó, sino de pequeñas que dan el protagonismo a los municipios.

Además, señaló que la energía renovable abre oportunidades de negocio en sectores tradicionales como la construcción. Así, Isabel de Haro puso como ejemplo la edificación de viviendas bajo los criterios de la sostenibilidad y, además, la rehabilitación de edificios y casas según estos mismos parámetros.

De Haro: «La colaboración municipal es entusiasta»

Isabel de Haro, presidenta de la Agencia Andaluza de la Energía, animó a los ayuntamientos a adoptar en sus planificaciones urbanísticas criterios de sostenibilidad, aunque reconoció la “sensibilidad” que ya demuestran en este sentido, y que se revela, por ejemplo, en sus estrategias de optimización energética –uso racional en las instalaciones municipales–. Ahorrar, una necesidad.

Se requiere y se da, indicó De Haro, la colaboración “entusiasta” de las corporaciones locales para promover una cultura energética adecuada y propiciar que las empresas, no sólo de generación eléctrica sino también de componentes, se instalen en los municipios. 

Todos los municipios, con auditoría energética

El director del Área de Sostenibilidad y Ciclo Hidráulico de la Diputación de Sevilla, Agustín Cosano, anunció ayer que todos los ayuntamientos de la provincia han confeccionado ya sus auditorías energéticas, siendo la primera de Andalucía en completar estos informes que especifican dónde se consume, cómo se hace y qué medidas se pueden emprender para ahorrar electricidad.

Durante su ponencia en el Encuentro sobre Energías Renovables organizado por El Correo, Cosano indicó también que la práctica totalidad de las localidades sevillanas se había adherido al Pacto de Alcaldes que, a nivel de la Unión Europea, se arbitró contra el cambio climático.

Destacó que las corporaciones pueden incidir en materia de ahorro energético en su labor actual, por ejemplo en el alumbrado público, pero también de cara al futuro a través de sus PGOU (Planes Generales de Ordenación Urbanística), en los que, entre otras cosas, se han de marcar las reglas para un ladrillo sostenible –“no podemos construir como hasta ahora”–.

“Las empresas deben estar preparadas y adecuarse a las exigencias de sostenibilidad que partirán desde las propias administraciones”.Cosano opinó que “hay que ponerse las pilas” y que los municipios que se adelanten en esa estrategia de sostenibilidad “tendrán una ventaja competitiva”. “Vamos a un nuevo modelo, queramos o no”, concluyó.

  • 1