Local

Ayamonte descubre restos de sus vecinos tartesios de hace 3.000 años

Unas obras en pleno centro de Ayamonte han dejado al descubierto lo que podrían ser los restos del poblado estable más antiguo de Andalucía occidental, de la protohistoria -de la época tartesia, anterior a la fenicia-, con una antigüedad de 3.000 años. Los restos fueron localizados ayer en una inspección arqueológica en la obra de saneamiento y servicios del Plan E.

el 16 sep 2009 / 03:47 h.

TAGS:

Unas obras en pleno centro de Ayamonte han dejado al descubierto lo que podrían ser los restos del poblado estable más antiguo de Andalucía occidental, de la protohistoria -de la época tartesia, anterior a la fenicia-, con una antigüedad de 3.000 años.

Los restos fueron localizados ayer en una inspección arqueológica en la obra de saneamiento y servicios del Plan E en la calle Galdames, en el centro histórico de Ayamonte, y podrían ser de entre el año 1000 y el 800 a.C.

El jefe de los Servicios de Arqueología de la Junta en Huelva, José María García, indicó que de momento "se han encontrado objetos cerámicos y restos de muros" y destacó que "se van a iniciar los procedimientos de urgencia para que la obra pueda continuar a la vez que se salvaguarde con todas las garantías el trabajo de los arqueólogos".

El alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez Castillo, calificó de "excepcional" este acontecimiento "ya que estamos hablando de que podríamos documentar que este barrio es uno de los asentamientos de población más antiguos de Andalucía occidental".

Los arqueólogos que están trabajando en el hallazgo destacaron que, debido a las proximidades de una necrópolis fenicia, así como del importante asentamiento que existió en Castro Marim -población portuguesa situada en la orilla opuesta del Guadiana- era previsible que por la zona existiese un poblado de esta época.

Este descubrimiento arqueológico ha sido casual, ya que la posibilidad que se contemplaba era la de encontrar una parte del denominado Túnel de El Boquerón. Se trata de "una conducción de época romana en la que quienes han podido acceder al mismo indican que puede pasar por él un hombre a caballo, y del que la leyenda dice que comunicaba los castillos de Ayamonte y Castro Marim por debajo del río Guadiana", explicó José María García.

El hallazgo de restos fenicios y también romanos junto a otros de civilizaciones anteriores hace pensar, en una primera valoración, que podría existir una continuidad en la presencia de pobladores en el barrio de La Villa desde la época tartesia a la actualidad. Por tanto, el origen de la ciudad se podría remontar hasta el siglo XI a.C.

Hasta ahora, los restos arqueológicos más antiguos eran unas tumbas fenicias encontradas hace unos meses en una zona cercana al actual hallazgo, junto al cementerio municipal. También hay constancia de un santuario prerromano en Castro Marim, algo que muestra la importancia que tuvo la zona en la época fenicia, al encontrarse en la desembocadura de un río.

  • 1