Local

Ayuda en Acción presenta un ERE que afectará a la cuarta parte de su plantilla

el 31 may 2012 / 18:36 h.

TAGS:

Ayuda en Acción ha anunciado la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará al 25 por ciento de su plantilla, conformada por unos 450 trabajadores entre los contratados en España (117) y los empleados en nueve países americanos (333).


La entidad no ha informado del número exacto de trabajadores que perderán su empleo como tampoco ha concretado qué proporción de los afectados trabaja en España y cuál fuera del país. Sí ha señalado que aunque ha señalado que los despidos forman parte de un "ambicioso plan de reducción de gastos" en un marco de "máxima austeridad" para poder mantener sus proyectos de desarrollo.

La Fundación Ayuda en Acción, que lleva más de 30 años dedicada al desarrollo, tiene actualmente cerca de 145.000 colaboradores que apoyan los más de 120 programas activos en 22 países de América, Africa y Asia. Su presupuesto anual ronda los 46,6 millones de euros, y un 70 por ciento procede de fondos privados, según los datos difundidos por la organización.

"Desde que se iniciara la crisis en el año 2008, la Fundación Ayuda en Acción ha experimentado una disminución de sus fondos privados y públicos lo que le ha llevado a poner en marcha desde inicios de 2010 un ambicioso plan de reducción de gastos con el fin de mantener intactos sus compromisos con las personas de las comunidades que reciben su apoyo", apunta la organización.

Según explica, uno de sus objetivos es la sostenibilidad de las comunidades objeto de la ayuda y, por ello, sus proyectos tienen una duración media de 15 años que es lo que estima necesario para que los esfuerzos vertidos en las comunidades les permitan ser autosuficientes. "Respetar dichos compromisos es la máxima prioridad de la Fundación", ha añadido.

Ayuda en Acción no es la primera gran ONG española que presenta un expediente de regulación de empleo. La disminución del número de socios y los recortes en ayuda al desarrollo de las administraciones públicas han afectado a la capacidad económica del Tercer Sector en España, como han venido alertando distintas entidades desde que la crisis económica comenzó a agudizarse.

El pasado mes de marzo Intermón Oxfam presentó un Expediente de Regulación de Empleo que suspendió la actividad laboral de 90 trabajadores, el 18% de la plantilla, también con el objetivo de mantener sus proyectos de cooperación al desarrollo. En su momento, la entidad explicó que sus ingresos se habían visto mermados considerablemente desde 2007, con una caída general del 3 por ciento y del 30 por ciento en las ventas de comercio justo.

  • 1