Local

Ayudas al aceite y a la artesanía alimentaria

Habrá un fondo de ayudas reembolsables, cifrado en 40 millonesy que estará disponible antes de final de julio, destinado a cooperativas del sector olivarero y pequeñas almazaras de aceite para la creación y el mantenimiento del empleo.

el 28 jun 2011 / 20:51 h.

TAGS:

La consejera de Presidencia, Mar Moreno, aprovechó ayer la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno para avanzar otras dos propuestas que hoy lanzará Griñán en el Debate sobre el Estado de la Comunidad, en este caso centradas en el apoyo a las empresas. La primera es un fondo de ayudas reembolsables, cifrado en 40 millones de euros y que estará disponible antes de final de julio, destinado a cooperativas del sector olivarero y pequeñas almazaras de aceite para la creación y el mantenimiento del empleo.

En Andalucía hay más de 800 empresas vinculadas al sector olivarero, del que dependen unas 300.000 familias. Se trata, por tanto, de un potente sector económico del campo andaluz que desde hace dos años vive un problema continuo por la caída de los precios del aceite debido a factores como la sobreproducción o la crisis y el consecuente descenso en el consumo.

Tanto el Gobierno central como el andaluz han reclamado varias veces en Bruselas que la Unión Europea permitiera poner en marcha el sistema del almacenamiento privado del aceite, con el fin de retirar parte de la producción del mercado para elevar los precios, pero hasta ahora se ha negado.

Griñán también anunciará hoy un decreto que estará listo antes de que acabe el año para reducir los requisitos industriales, que no sanitarios, que se exigen a pequeñas productores artesanales del sector agroalimentario como fabricantes de miel, quesos, conservas o repostería, entre ellos, los conventos.

Según Moreno, en Andalucía hay más de 6.000 productores artesanales del sector agroalimentario "que no pueden asumir exigencias que se piden a grandes industrias", por ejemplo, en cuanto a instalaciones mínimas.

El objetivo es evitar que muchas de estas producciones funcionen en la economía sumergida o directamente se vean abocadas al cierre. La consejera dejó claro que la reducción en los requisitos industriales no implicará en ningún caso que no se exija a los productores de estos alimentos de manera artesanal pasar los mismos filtros sanitarios que a cualquier empresa de manipulación de alimentos.

  • 1