martes, 11 diciembre 2018
22:40
, última actualización
Local

Rajoy estudiará la petición andaluza de aplazar su deuda de 426 millones

El presidente priorizará tres proyectos de Andalucía para lograr inversión del plan Juncker.

el 22 dic 2014 / 17:09 h.

TAGS:

Rajoy_Susana La reunión de ayer entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su homóloga andaluza, Susana Díaz, se saldó con varios compromisos de gran envergadura, y algunos capotazos a viejas reivindicaciones de la Junta. Rajoy dará prioridad a tres macroproyectos de infraestructuras para Andalucía (que suman 5.200 millones de euros) a la hora de pedir inversión para España al llamado plan Juncker, un programa de reactivación económica que prevé inyectar 315.000 millones en los próximos dos años a los países miembros de la UE. Se trata de la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla (1.300 millones); el corredor ferroviario de la Costa del Sol (3.900 millones) y la liberación del peaje de la autopista A-4 entre Sevilla y Cádiz. Pero más inminente, y tangible, es el compromiso de Rajoy de abordar con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el aplazamiento de la deuda de 426 millones que Andalucía tiene contraída con el Estado, y que en teoría debe pagar de una tacada el próximo año. El Parlamento andaluz aprobará hoy la ley de Presupuestos autonómicos para 2015, que no contemplan ese recorte de 426 millones que Andalucía debe devolvar al Gobierno por el dinero que recibió de más en la financiación del ejercicio presupuestario de 2013. La consejera de Hacienda, María Jesús Montero, dibujó el presupuesto para 2015 sin descontar esa cifra, previendo que el Gobierno aceptaría un aplazamiento, y alertó de que si tuviera la obligación de devolverlo en 2015, «no se podría cerrar el presupuesto». La presidenta andaluza acudió a la Moncloa con ésta y otra lista de reclamaciones. Díaz preguntó a Rajoy por qué Andalucía es la comunidad que más dinero, con diferencia, tiene que devolver del fondo de convergencia. La presidenta tenía dos objetivos: primero, que el Gobierno recalculase esa deuda y segundo, en caso de no hacerlo, que aplazara el pago en 20 años, con un año de demora. Rajoy aceptó «revisar» ese aplazamiento, según fuentes del Gobierno central. Pero el tema principal de la reunión era abordar la lista de proyectos que la Junta ha presentado al Gobierno, por valor de 13.255 millones, para los que espera lograr inversión del fondo Juncker. España ha presentado proyectos a Bruselas con un coste de 53.000 millones, y Andalucía remitió a Rajoy 669 proyectos que suman más de 13.000 millones, de los que el 49% son para inversiones en infraestructuras de transporte. Los tres proyectos que ha recogido Rajoy para darles prioridad ante Juncker son «estratégicos para hacer más competitiva a Andalucía», aseguraron ayer fuentes de la Junta. En los próximos días el ministro de Economía, Luis de Guindos, y su homólogo andaluz, José Sánchez Maldonado, evaluarán las reclamaciones andaluzas sobre la inversión procedente de Europa. Al término de la reunión en Moncloa, que ha durado una hora, Díaz admitió que no coincidieron en la reclamación andaluza para que el Gobierno flexibilice el objetivo de déficit regional establecido para el próximo año en el 0,7% y que Andalucía considera fruto de un reparto «que no es justo».  

  • 1