sábado, 23 marzo 2019
19:07
, última actualización
Local

Aznar carga contra la izquierda: "He sido injuriado y difamado hasta límites extremos"

el 14 mar 2010 / 18:11 h.

TAGS:

El ex presidente del Gobierno José María Aznar arremetió hoy nuevamente contra la izquierda española interesada en remover la Guerra Civil para distorsionar la imagen de los líderes de la oposición y le acusó de haberle "injuriado y difamado hasta límites extremos".

 

"Mi imagen ha sido absolutamente deformada y distorsionada, yo he sido transformado en un dóberman -en alusión a la campaña electoral del PSOE de Felipe González en 1996- , la propaganda electoral del PSOE sacaba imágenes de la Guerra Civil continuamente... Eso es lo que hay, eso es la izquierda que se mueve en este país, una parte de la izquierda que se mueve en este país y que se sigue moviendo", señaló el también presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) en una entrevista a 'Veo7', parte de cuyo contenido adelanta 'El Mundo'.

Aunque calificó de "muy negativos" los seis años de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por la "muy grave" situación "económica y social" en la que ha colocado al país, el ex jefe del Ejecutivo se mostró optimista sobre el futuro. "Yo confío en España y creo que los españoles saldremos adelante, con dificultades, va a ser muy duro, pero saldremos adelante", explicó.

En la misma línea, recordó al Ejecutivo de Zapatero que para afrontar una crisis económica "hay que remangarse" como hizo en su día el PP que, según recalcó, durante sus ocho años de gobierno "hizo una revolución social creando seis millones de empleos".

NEGOCIACION CON ETA

En cuanto a la banda terrorista, el ex presidente incidió en la "poquísima confianza" que le inspiró la negociación con ETA que el Gobierno que él presidía llevó a cabo en 1996. En este sentido, subrayó que las personas que le rodeaban "tuvieron que trabajar mucho" para convencerle de que autorizase con los contactos con la organización terrorista porque su primera "reacción" y su "convicción" eran de "rechazo absoluto".

"Había una cosa que había que valorar y es que la inmensa mayoría del país no hubiese entendido que nosotros no hiciésemos el esfuerzo de enterarnos de si la cosa iba en serio o no iba en serio", explicó además.

En la misma línea, el ex jefe del Ejecutivo español recalcó que su Gobierno eliminó "de raíz" todos "los contactos" y "las vías directas e indirectas" con ETA que se encontró en 1996.

  • 1