Local

Aznar devuelve al PP a las trincheras

Alberto Núñez Feijóo, uno de los dirigentes populares más afines a Mariano Rajoy, recogió el domingo el guante que lanzó la noche del sábado José María Aznar y defendió a su líder. El ex presidente del Gobierno acusó a Rajoy de vivir de la herencia y de hacer una oposición con complejos. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 18:47 h.

TAGS:

Alberto Núñez Feijóo, uno de los dirigentes populares más afines a Mariano Rajoy, recogió el domingo el guante que lanzó la noche del sábado José María Aznar y defendió a su líder. El ex presidente del Gobierno acusó a Rajoy de vivir de la herencia y de hacer una oposición con complejos.

Durante toda la jornada, Mariano Rajoy no se pronunció acerca de esas declaraciones; pero el domingo en Santiago de Compostela, Núñez Feijóo sacó la cara por él. "Gracias al presidente Rajoy por hacer una oposición responsable, por hacer una oposición seria, por hacer una oposición con altura de miras, por hacer una oposición de firmeza pero también de grandeza", afirmó el líder del PP de Galicia durante el congreso que el domingo lo proclamó de forma oficial candidato de su partido a la Presidencia de la Xunta.

El sábado por la noche Aznar, que fue el encargado de clausurar el cónclave de Nuevas Generaciones de Madrid, volvió a remover los cimientos del PP con unas veladas críticas contra el líder de los populares, eso sí, sin llegar a mencionarlo. Aznar, que dijo que no tocaba hablar del PP, no paró de dar consejos e indicaciones de lo que el partido debería hacer para echar del Gobierno a José Luis Rodríguez Zapatero y recuperar el poder tras dos derrotas electorales en las urnas. A su juicio, la base de todo proyecto político está en los principios, los cuales hay que "defender siempre y sin complejos", ya que cuando se carece de ellos surgen "problemas muy serios".

"No hay ninguna razón para que vosotros ni nadie tenga ninguna razón para sentirse acomplejado. El que tenga complejos, que se los sacuda", apostilló an-tes de reconocer como mérito a Zapatero que actúa "sin ningún complejo" pese a hacer "políticas rancias". Aznar añadió que todo proyecto necesita un "gran entrenador" y una "buena estrategia", pero incidió en que lo verdaderamente importante es "salir a ganar" siempre porque en la política, como en el fútbol, "no se está ni para empatar ni para heredar".

"Tenéis que salir a ganar todos los días el partido", arengó a los jóvenes populares mientras que, ante la gran expectación que su presencia había levantado entre los medios de comunicación, intentaba explicar que sus reflexiones eran en términos generales. "Nunca hay que olvidar que, además de salir a ganar el partido, para llegar al Gobierno primero hay que construir una buena alternativa (...) y la construyes si ejerces una buena oposición", prosiguió.

Por ello, el domingo, el presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, destacó la oposición "responsable, seria, de firmeza y de grandeza" que hace Mariano Rajoy al Gobierno socialista y prometió "unidad, renovación y futuro" al frente de la Xunta si llega a la Presidencia el próximo año.

Ante más de tres mil personas que tuvieron que permanecer fuera del Palacio de Congresos de Santiago de Compostela, y en compañía, entre otros dirigentes del PP, del propio Mariano Rajoy, Núñez Feijóo fue proclamado de forma oficial candidato de su partido a la Presidencia de la Xunta. En su intervención, Núñez Feijóo tuvo agradecimientos para todos los que le han ayudado en su trayectoria, en especial para Mariano Rajoy, por quien se hizo presidente del PPdeG y de quien valoró la oposición "responsable, seria, de firmeza y de grandeza" que realiza en los actuales "momentos de dificultad".

Mariano Rajoy apostó por un cambio en Galicia porque tanto esta comunidad como el resto de España está viviendo una crisis en la que el PSOE "no ha sabido gobernar", sino que se ha dedicado a proponer "parches, ocurrencias, genialidades" y anuncios y medidas, como las de los 400 euros y las bombillas, "gran medida económica", ironizó.

Mientras tanto, la presidenta del PP de Castilla-La Mancha y secretaria general nacional, María Dolores Cospedal, pidió a los afiliados y militantes del PP que tengan "valentía y gallardía" para ganar las próximas citas electorales y dijo que con el voto de los ciudadanos, el partido conseguirá echar a los socialistas "de una vez por todas".

  • 1