viernes, 14 diciembre 2018
18:07
, última actualización
Local

Aznar exige al PSOE que no "mendigue un gesto" a ETA

el 06 oct 2011 / 20:25 h.

TAGS:

Aznar y Rajoy.

El expresidente del Gobierno José María Aznar reapareció en la convención nacional del PP en Málaga y lo hizo con la contundencia que se esperaba de él contra los socialistas. En ese foro reclamó al PSOE que no "mendigue" ni "suplique" a ETA algún gesto para "llevar al próximo mitin", ni justifique "la colección de cesiones" que está "regalando a la banda", al tiempo que aseveró que la única posibilidad que tienen los terroristas es que los demócratas "abandonen", algo que, aseguró, "parece que es en lo que están algunos".

Aznar, que intervino en la apertura de uno de los actos más importantes de la precampaña electoral del PP, comenzó su mención a ETA recordando que el PP está hecho del "sacrificio de muchas personas, incluso del de algunos que han dado su propia vida". Se refería a todas las víctimas del PP de la banda y en especial, a José María Martín Carpena, que fue asesinado en Málaga en julio de 2000.

Expresó que hay momentos en los que el recuerdo de las víctimas es más intenso y que ahora es uno de ellos porque se habla del fin de ETA. En este punto, quiso aclarar que eso es lo que quiere y que "antes que muchos" los populares fueron los que creían y dijeron que podían acabar con ETA "mientras otros se apuntaban a aquello que llamaban el empate infinito". A partir de aquí, Aznar comenzó a lanzar duras críticas a los gestos que considera que han hecho el Gobierno y el PSOE con ETA en los últimos tiempos. Así, apuntó que algunos piensan que conseguir el fin de ETA es "darles la razón".

Sin embargo, aseguró que ETA "sólo acabará si la derrotamos" y "sin condiciones, si paga por sus responsabilidades". Además, precisó que derrotar a ETA significa que la banda "no pueda desplegar su proyecto totalitario en las instituciones vascas y navarras con una coalición que no condena el terrorismo".

Aznar también recordó a los asesinados por el grupo terrorista y quiso dejar claro que la derrota de ETA supone también que el perdón de las víctimas "es un derecho que sólo corresponde a ellas" y que "no se puede ofrecer nunca como moneda de cambio".

En su opinión, la derrota de la banda también pasa por "no convertir a Bildu en los hombres de paz del momento porque no lo son". Finalmente, precisó que lo normal es que se trabaje por la derrota de los terroristas.

Pero su discurso no se limitó a la lucha contra ETA. Aznar reclamó a los votantes un "mandato claro" para Mariano Rajoy porque recibirá en herencia una "ruina económica" que le dejará el PSOE, partido del que ha dicho que "siempre sale muy caro".

Además, instó a hacer la "revolución de la normalidad" con un proyecto de "concordia", en el que no haya "ni burlas, ni menosprecios", se ponga fin a "años de enfrentamiento y división" y se dejen atrás años de "frivolidad, extremismo e irresponsabilidad". El exjefe del Ejecutivo recordó la herencia que él dejó cuando concluyó su mandato en 2004 y realizó una dura crítica de lo que ha sido el periodo de gobierno socialista. Por ello, consideró que la responsabilidad que va a tener el próximo presidente del Gobierno es "enorme", y la primera tarea que tendrá que abordar será recuperar España.

  • 1