Local

Aznar urge a reformar el modelo autonómico porque España no puede competir fuera con CCAA que quieren ser miniestados

el 31 ene 2011 / 14:54 h.

TAGS:

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha reclamado este  lunes una "profunda reforma" del modelo territorial que ha  justificado en tres razones: seguir contando en Europa y no quedar  fuera de las grandes decisiones europeas; asegurar la sociedad del  bienestar; y hacer plenamente vigente la Constitución de 1978. A su  entender, España no puede mostrarse hacia el exterior como un  territorio "fragmentado, enfrentado e inseguro" ni puede competir en  Europa y en el mundo "con unas comunidades autónomas aspirando a  convertirse en mini-Estados".

Aznar ha hecho estas manifestaciones durante la presentación del  informe de FAES 'Por un Estado autonómico racional y viable', recoge  tres análisis de los expertos Julio Gómez-Pomar, Mario Garcés y el  diputado Gabriel Elorriaga. También han participado en la  presentación la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal,  y el candidato del PP a la alcaldía de Sevilla, Juan Ignacio Zoido.  

Entre los asistentes, se encontraba el presidente fundador, Manuel  Fraga; el candidato del PP a la Presidencia de Baleares, José Ramón  Bauzá; la candidata por Asturias, Isabel Pérez-Espinosa; la teniente  de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella; y el  vicepresidente del Gobierno de Madrid, Ignacio González.

EL EJEMPLO DE ALEMANIA

Aznar ve "inaplazable" llevar a cabo un debate serio y profundo  sobre el Estado autonómico y ha querido dejar claro que no se trata  de un asunto local sino que es un asunto de política nacional y  europea, puesto que en el nuevo contexto europeo, "con exigencias  perentorias, el rendimiento económico e institucional de España debe  mejorar sustancialmente".


En este punto, ha recordado que Alemania, con unos estados  federados con "menos competencias que las CCAA en España, llegó a la  conclusión de que su modelo de organización territorial necesitaba  reformas". Según ha añadido, las dos grandes fuerzas políticas  alemanas acordaron una reforma constitucional, un "ejemplo de cómo se  pueden hacer bien las cosas en una nación europea".

Aznar ha afirmado que pensar que basta con seguir haciendo  política de "vuelo corto" con el modelo autonómico "sería  sencillamente dar la espalda a los problemas", algo que a su juicio,  han venido haciendo en España los que tenían que abordarlos, en  referencia a los socialistas.

"En este debate, confieso que cuesta recibir lecciones de  autonomismo de los que no han dejado de proclamar que el modelo  autonómico de la Constitución es una fórmula caduca e incluso un  obstáculo para la convivencia --ha enfatizado--. Me refiero al  nacionalismo independentista y a la izquierda que ha buscado el  desbordamiento de la Constitución para imponer por la puerta de atrás  una fórmula confederal en España".  

LAS CCAA "NO SON UN PROBLEMA" PERO TIENEN PROBLEMAS

Aznar ha recalcado que las CC.AA. "no son un problema" sino que  "tienen problemas" que hay que resolver. A su entender, negar que las  comunidades autónomas tienen "problemas graves que hay que abordar de  inmediato es hacer un ejercicio de irresponsabilidad impropio de un  país serio y que aspire a proyectar confianza".


"Si queremos seguir formando parte del proyecto europeo debemos  resolver, entre otros, los problemas de nuestro Estado autonómico  porque de lo contrario tendremos dificultades crecientes para seguir  ancladas en el euro", ha proclamado.

Tras recordar que las CC.AA. han sido las responsables de  desarrollar y gestionar las principales políticas de bienestar, ha  señalado que la segunda razón para reformar el modelo es "para  asegurar el futuro" de la sociedad del bienestar.

Aznar ha destacado que el Tribunal Constitucional ya ha fijado "de  manera inequívoca" los límites jurídico políticos del proceso  descentralizador español en su sentencia sobre el Estatuto catalán. Y  el modelo de Estado, ha advertido, "no puede quedar a merced del  aventurerismo político de mayorías paralelas".

En este contexto, ha criticado los que, frente al Estado  autonómico, "exhiben su nostalgia premoderna por fórmulas  confederales" o los que trabajan "a favor de un Estado residual".  Todas ellas, ha proseguido, son "apuestas políticas temerarias y  empobrecedoras", que defienden "minorías locales o políticas", no  mayorías sociales.


Aznar ha asegurado que España necesita "un Estado capaz" de  asegurar las reglas del juego; la igualdad ante la ley; las políticas  de cohesión; el acceso de todos los ciudadanos en condiciones de  igualdad; y los derechos y libertades de todos los españoles. Por  eso, ha recalcado que la tercera razón para reformar el Estado  autonómico es hacer plenamente vigente la Carga Magna.  

En su opinión, hay que evitar que "la deriva del modelo autonómico  anule las ventajas y oportunidades de ser un país grande en Europa".  Eso sí, ha subrayado que no hay que "desaprovechar el acierto" de la  fórmula de organización territorial consagrada en la Constitución,  que es la de un Estado descentralizado.

Aznar ha concluido su discurso expresando su confianza en que  dentro de "muy poco tiempo" los españoles respalden en las urnas la  búsqueda de un acuerdo "ampliamente mayoritario" en torno a la  "necesaria" reforma del modelo autonómico.

COSPEDAL CRITICA LA "DEJACION" DE ZAPATERO

En su intervención, la secretaria general del PP ha reconocido que  el Estado de las autonomías es "uno de los pilares fundamentales" de  la democracia española y su descentralización ha reportado beneficios  "incuestionables" para el país, reconocidos además por toda la  opinión pública por los beneficios que supone acercar las  administraciones a los ciudadanos.


Sin embargo, ha criticado la actuación del Gobierno socialista  desde el año 2004, que a su juicio ha hecho que el Estado de las  autonomías se haya desviado de los principios de "eficiencia,  eficacia, racionalidad y rigor". Según ha sostenido, el endeudamiento  de las autonomías tiene como "causa mayor" la "dejación" del  Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en sus deberes de control  del gasto.

Cospedal ha subrayado la necesidad de diferenciar entre los gastos  imprescindibles y aquellos otros prescindibles derivados de "17  plantas autonómicas que reproducen la del Estado", entre los que ha  destacado las televisiones autonómicas, los tribunales de la  competencia o los defensores del pueblo. "Muchas administraciones han  confundido el lujo con la necesidad", ha censurado.

En este punto, ha apostado por una reforma "racional" del sector  público que lleve a la reordenación y simplificación de las  administraciones para lograr mayor transparencia y racionalidad. Eso  sí, ha subrayado que para hacerlo posible es necesario "un Gobierno  que gobierne" y que estructure sus actuaciones en torno a un "plan  global".

Por su parte, el candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla, Juan  Ignacio Zoido, se ha quejado de que los ayuntamientos asuman  competencias que "no son propias" de las corporaciones locales.  Aunque ha dicho que la descentralización del Estado se ha realizado  "de una forma más o menos adecuada", ha advertido que no se ha  producido una idéntica situación en el ámbito local. Por eso, ha  afirmado que es necesario una reforma de la financiación local y que  se concrete el reparto de las distintas administraciones.  

Gabriel Elorriaga, que ocupó la Secretaría de Estado de  Organización Territorial, ha asegurado que el modelo autonómico ha  servido como un elemento que ha facilitado el funcionamiento político  a través las transferencias para hacer pactos de estabilidad, pero ha  recalcado que ese modelo de cesión a cambio de estabilidad "está  agotado porque las transferencias han alcanzando su límite". Además,  ha dicho que los estudios recientes demuestran que cuanta mayor  descentralización menos crecimiento económico.

  • 1