jueves, 21 marzo 2019
13:05
, última actualización
Local

Bahrein y Libia frenan con balas a los manifestantes

En Manama hay decenas de heridos y en Benghazi, una decena de muertos.

el 18 feb 2011 / 20:40 h.

TAGS:

Un grupo de manifestantes traslada ayer a un herido en la Plaza Lulu, Manama.

Las protestas continúan en el mundo árabe. Las manifestaciones se sucedieron ayer especialmente en Bahrein y Libia, donde los mandatarios reprimieron con violencia las ansias de democracia de sus pueblos.
En Manama (Bahrein) las revueltas fueron disueltas a tiros al igual que en Benghazi, la segunda ciudad de Libia, donde el Gobierno intenta poner fin a las protestas y los disturbios que durante los dos últimos días han tenido lugar.


Durante las protestas en Bahrein, decenas de manifestantes resultaron heridos de bala en varios enfrentamientos con la Policía en la plaza de La Perla, en Manama, la capital del país, según informó el parlamentario chií Sayed Hadi, miembro del partido opositor Wefaq. "Creemos que el Ejército es el responsable de los disparos en las manifestaciones", explicó. Sin embargo, la organización humanitaria Human Rights Watch elevó a 38 los heridos por los disparos y otras fuentes incluso apuntaban la posibilidad de que hubiera un fallecido.


Mientras tanto, el ministro de Justicia y Asuntos Islámicos bahreiní, Shaij Jalid, solicitó al partido opositor chií Wefaq que regrese al Parlamento, que decidió abandonar el jueves en protesta por la violencia empleada por la Policía en el desalojo de los manifestantes acampados en la plaza de La Perla.

El ministro aseguró que el rey ha subrayado la importancia de la contribución de esta formación política chií al Parlamento para impulsar los avances democráticos junto a otras fuerzas, promover el Estado de derecho y la creación de instituciones en el marco del proyecto de reformas nacionales.


Más tarde, el príncipe heredero a la monarquía saudí de Bahrein, el jeque Salman Bin Hamad al Jalifa, declaró que "es momento de dialogar, no de luchar" y llamó a la calma tras los últimos incidentes violentos en Manama. El jeque también aclaró que "el diálogo siempre está abierto y las reformas continúan", al tiempo que advirtió de que "toda la gente honesta debería decir basta". "Esta tierra es para todos los ciudadanos de Bahrein", agregó en un discurso recogido por Reuters. "Llamamos a todas las partes, las Fuerzas Armadas, los efectivos de seguridad y los ciudadanos", indicó el príncipe, vicecomandante de las Fuerzas Armadas. A su juicio, "es momento para la calma".


24 muertos. No es mejor la situación en Libia. El Ejército, al que opositores y organizaciones humanitarias acusan de disparar munición real, continúa intentando poner fin a las protestas y los disturbios que durante los dos últimos días han tenido lugar en Benghazi y en otras ciudades próximas del este, algunas de las cuales, según grupos opositores al régimen de Muamar al Gadafi, están ya bajo control del "pueblo".


Lo cierto es que las informaciones sobre lo que está ocurriendo en esta zona del país son muy confusas, puesto que los medios oficiales no están informando mientras que los datos que ofrecen los grupos opositores, como el Movimiento Juvenil Libio, no se pueden confirmar. Además, en Benghazi se habría interrumpido el servicio de internet y tampoco sería posible realizar llamadas al extranjero.


Así, la organización Human Rights Watch informó ayer de que, según sus fuentes dentro de Libia, las fuerzas de seguridad habrían matado a al menos 24 personas hasta el jueves, si bien los grupos en el exilio apuntan a un balance mucho más alto.


Las quejas llegaron incluso a la capital. El Movimiento Juvenil de Libia aseguró que por la mañana se registraron "pequeñas protestas" en algunos barrios de Trípoli y que la situación es "tensa". Hasta ahora en la capital sólo se habían manifestado los partidarios de Gadafi
Ante esta situación, Libia, que ejerce la presidencia de la Liga Árabe, aplazó la próxima cita del organismo, prevista para el 29 de marzo en Bagdad (Irak) debido a las continuares revueltas.

  • 1