sábado, 23 marzo 2019
19:07
, última actualización
Deportes

Ballesteros tiene otros grandes deportistas a los que imitar ahora

Conocida la gran afición de Severiano Ballesteros por el deporte del ciclismo, los casos del estadounidense Lance Armstrong y del español Alberto Contador podrían servir como un esperanzador impulso para el ex golfista de Pedreña y su inminente lucha por superar un tumor cerebral.

el 15 sep 2009 / 16:43 h.

Conocida la gran afición de Severiano Ballesteros por el deporte del ciclismo, los casos del estadounidense Lance Armstrong y del español Alberto Contador podrían servir como un esperanzador impulso para el ex golfista de Pedreña y su inminente lucha por superar un tumor cerebral.

Aunque con las lógicas precauciones antes de conocer el resultado de la biopsia, el tumor cerebral que padece Ballesteros podría convertirse en uno más de los muchos casos parecidos que tuvieron un final feliz. Otros grandes deportistas, como Lance Armstrong o Alberto Contador cuentan su experiencia como la gran carrera que ganaron a la vida.

Armstrong, de 37 años, sufrió un cáncer de testículos con metástasis cerebral. Entre 1996 y 1998 estuvo 518 días apartado de la competición debido a este cáncer y la metástasis asociada y ubicada en el cerebro. El ciclista, que ha anunciado su vuelta al ciclismo profesional, fue sometido entonces a un expeditivo tratamiento médico, que incluyó sesiones de quimioterapia. Superado el difícil episodio, el estadounidense ganaría siete ediciones consecutivas del Tour de Francia.

El madrileño Alberto Contador, que completó la gesta de ganar el Tour de 2007, el Giro de Italia de 2008 y la última edición de la Vuelta a España, también superó un duro trance por una grave enfermedad en el cerebro. Contador sufrió una caída en la Vuelta a Asturias de 2004, producto de un desvanecimiento repentino.

El ciclista madrileño pudo salvar la vida gracias a su rápido traslado a un hospital. Allí se le detectó un cavernoma cerebral (malformación con forma de una frambuesa), del que fue operado. El ciclista de Pinto es hoy uno de los mejores del pelotón mundial.

Otros casos de ex deportistas también nutren el historial clínico con final feliz de la misma enfermedad que padece Seve Ballesteros. Así, el entrenador y ex futbolista inglés Glenn Roeder volvió a dirigir el 1 de julio de 2003 al West Ham, tras reponerse de la operación en la que se le extirpó un tumor cerebral. Roeder, entonces con 47 años, dejó el equipo tras desmayarse durante un partido. Las pruebas médicas indicaron que padecía un tumor benigno.

También el caso del delantero alemán Heiko Herrlich, del Borussia Dortmund, acabó en curación plena, tras sufrir un tumor en la cabeza. Herrlich, con 19 años, fue sometido a un largo y difícil tratamiento. El jugador aseguró que lo que más le ayudó durante el tratamiento fue su fe en Dios. En 1995, el ex tenista Tim Gullikson, entonces entrenador del número uno del tenis mundial masculino, el estadounidense Pete Sampras, superó un tumor maligno en el cerebro.

  • 1