Economía

Banca Cívica amplía capital y echa a andar como entidad

Cajasol, al igual que el resto de cajas, aprueba traspasar sus activos salvo la Obra Social y la marca.

el 19 may 2011 / 19:27 h.

Banca Cívica es ya una realidad dotada de contenido. La junta general extraordinaria celebrada ayer aprobó por unanimidad la segregación del negocio financiero de las cajas que la integran, Cajasol, Caja Navarra, Caja Canarias y Caja Burgos, así como aumentar el capital social en algo más de 38 millones de euros, ampliación que será suscrita proporcionalmente por cada una de las entidades de forma que no se variará el peso que cada una detenta actualmente en Cívica.

Así reza la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) , que detalla que la junta de Banca Cívica acordó además aprobar el balance auditado de la sociedad, cerrado a 31 de diciembre de 2010, como balance de segregación.

La junta aprobó la segregación de los respectivos negocios financieros en favor de Cívica, lo que supone que el banco "se hace con todos y cada uno de los activos y pasivos de las entidades del grupo, es decir, el negocio financiero y sus recursos humanos, técnicos y administrativos, con la excepción de los activos y pasivos que están adscritos a la Obra Social y de las acciones de las cuatro cajas que conforman el grupo", indicó Cívica.

Además, las entidades ceden en exclusiva la titularidad de los signos distintivos de las cajas (marcas, nombres comerciales, nombres de dominio, etc.) para todo el negocio segregado, manteniendo su uso en el ámbito de sus obras sociales.

Así lo reseñó también la entidad que preside Antonio Pulido tras la asamblea celebrada en la tarde de ayer, con la que se dio el "paso histórico y definitivo" en la configuración de Cívica. Una asamblea que ratificó, con el respaldo de cerca del 90% de los consejeros, el traspaso del negocio financiero en favor de Banca Cívica, y que aprobó también elevar a la Junta de Andalucía una propuesta de reforma de los estatutos de Cajasol para su adaptación al ejercicio indirecto de la actividad financiera.

Y es que a partir de ahora, la sevillana, al igual que el resto de entidades, se transformarán en fundaciones vinculadas a la matriz que mantendrán sus respectivas obras sociales. Una adaptación que, recuerda la caja, recoge las nuevas exigencias y requerimientos que plantea la nueva Ley de Cajas andaluza.

El presidente de Cajasol y copresidente de Cívica, Antonio Pulido, destacó ante los consejeros que "ganamos posición de liderazgo en un proyecto nacional, una Fundación que será la más importante de Andalucía y Castilla-La Mancha, y solvencia y capitalización, que nos permitirán ser más eficientes".

Banca Cívica asume los patrimonios de las cajas, que recibirán a cambio acciones de nueva emisión mediante los correspondientes aumentos de capital social. La junta aprobó así una ampliación por importe de 11.132.536 euros mediante la emisión de nuevas acciones representadas con anotaciones en cuenta, que serán suscritas por Caja Navarra. Se aprobó la misma operación para Cajasol, por un importe similar de 11,13 millones, mientras que se elevó a 8.165.880 euros para Caja Canarias, y a 7.646.184 para Caja Burgos.

El banco está participado por Cajasol (29,1%), Caja Navarra (29,1%), Caja Canarias (21,3%) y Caja Burgos (20,5%), su sede operativa se ha establecido en Madrid y la sede social, en Sevilla. Los más de 8.000 empleados se reparten en 1.600 oficinas de 33 provincias.

  • 1